Archivos mensuales: enero 2018

#Homeopatía unicista, #Homeopatía pluralista. ¿Hay diferencias?

#Homeopatía unicista es la escuela de Homeopatía que utiliza un sólo medicamento cada vez con cada paciente. #Homeopatía pluralista es la escuela de Homeopatía que utiliza 1 o varios medicamentos cada vez con cada paciente.

Pero esa no es la única diferencia entre las escuelas de #Homeopatía unicista y las escuelas de #Homeopatía pluralista.

Yo me inicié en la Homeopatía con una escuela pluralista. Ahora estoy aprendiendo para ser homeópata unicista. Por eso, veo, con claridad, las diferencias que hay entre las dos.

 

4 DIFERENCIAS ENTRE LA #HOMEOPATÍA UNICISTA  Y LA #HOMEOPATÍA PLURALISTA

1. El CONCEPTO DE #HOMEOPATÍA

Un médico #homeópata pluralista define la #Homeopatía como un método terapéutico, mientras que para los #homeópatas unicistas la #Homeopatía es una Medicina.

Para entender la diferencia veamos que nos dice la Real Academia Española:

  1. MEDICINA: conjunto de conocimientos y técnicas aplicados a la predicción, prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades humanas y, en su caso, a la rehabilitación de las secuelas que puedan producir.
  2. TERAPIA: tratamiento de una enfermedad o de cualquier disfunción.

Un método terapéutico es un método con el que se realiza una terapia, es decir, los diferentes tratamientos que se utilizan en la Medicina.

La Medicina Convencional utiliza varios métodos terapéuticos después de llegar a un diagnóstico de la enfermedad del paciente:  la cirugía, la farmacología, la fisioterapia, la psicoterapia, la radioterapia.

La Medicina Tradicional China también utiliza diferentes métodos terapéuticos como son la acupuntura, el tuina, la fitoterapia china o la moxibustión por ejemplo.

Sin embargo las dos son Medicinas pero tienen conceptos muy diferentes del ser humano, de las enfermedades y sus causas y de cómo hacer los tratamientos.

Así ocurre también con la #Homeopatía. La #Homeopatía ve al ser humano como una persona que funciona como un todo integrado, donde los  aspectos físicos, emocionales y mentales están relacionados siempre,  tanto en la enfermedad como en la salud.

Es por eso que la#Homeopatía como Medicina, se basa en unas leyes que se pueden observar, tanto durante la enfermedad como en la salud, lo que permite ver al ser humano desde otra perspectiva cuando está enfermo, diferente a la visión de la Medicina convencional.

Esta forma de entender al hombre, su salud y su enfermedad, nos ayuda a los homeópatas a conocer el nivel  de salud del paciente, elegir el #medicamento homeopático que más se asemeja a su cuadro clínico, anticipar  la evolución de su  clínica durante el tratamiento homeopático y mejorar al paciente, tanto a nivel físico como emocional y mental, con  sólo un #medicamento homeopático.  

Y esto, es muy diferente a tratar el dolor del hombro sin conocer toda la información que nos brinda la Historia clínica homeopática (ver post) del paciente.

2. EL ESTUDIO DE LA #HOMEOPATÍA 

La primera vez que empecé a estudiar #Homeopatía nos hablaron de #Hahnemann por supuesto y del libro que él escribió y del que hablo en el post de Organon de la Medicina Racional, como lo llamó #Hahnemann. Pero era sólo como una mención al nacimiento de la Homeopatía porque las clases de las generalidades, pasaron rápidamente para ir a lo práctico: tratamientos para la gripe, las otitis, etc.

En esta escuela, el primer objetivo es enseñar terapéutica porque tienen claro que la Homeopatía es más o menos una terapia más, con medicamentos que se eligen en relación de los síntomas locales o mentales del paciente, pero siempre enfocados a tratar patologías concretas.  

Para mí fue todo un descubrimiento conocer la #Homeopatía,  hacer tratamientos que me habían enseñado en estas clases y ver lo rápido que se mejoraba la gente con los problemas agudos.

Muchos compañeros que trabajan en Atención primaria y que se han formado con esta escuela,  comprueban cada día  la eficacia de la homeopatía en  su pacientes. Como yo, están encantados y enamorados de esta herramienta terapéutica, porque nos permite ayudar y mucho y de una forma rápida y práctica a la hora de tratar patologías concretas, pero con medicamentos homoepáticos.

Más tarde, comencé a estudiar en otra escuela, también pluralista pero con una visión más global del paciente, poniendo mucho más énfasis en el estudio de los medicamentos homeopáticos y en el conocimiento de los aspectos emocionales y mentales de los pacientes y con  una visión dinámica de la enfermedad, del proceso vital del enfermo y del manejo de los medicamentos homeopáticos.

Aquí hubo un salto cuántico al  comprender las enormes posibilidades que ofrece la Homeopatía.

En estas dos escuelas el estudio giraba en torno a MATERIA MÉDICA  y TERAPÉUTICA  pero de forma muy diferente, pues con la segunda escuela,  aprendí a ver las patologías físicas dentro de la problemática del paciente de forma integrada.

Esto me permitía comprender, por ejemplo cómo tratar a una paciente que tenía un dolor de hombro por una ira reprimida, o un hombre con cuadro de lumbalgia por miedo a problemas económicos etc.

Aquí la Homeopatía, ya me estaba mostrando la relación entre los síntomas físicos, las emociones y los medicamentos homeopáticos.

Pero yo escuchaba hablar a los compañeros unicistas y me parecían unos locos del siglo XIX, intentando curar con un solo medicamento, algo que yo creía imposible en esta sociedad   de ahora, que se  caracteriza por el estrés, la tecnología y la demanda, y porque, probablemente somos seres  muchos más complejos e impacientes, que los que vivían en la época de Hahnemann.

Y aún así, era algo que me atraía. Les veía satisfechos con su trabajo, sabedores de verdades que yo desconocía y comencé a hacer seminarios sueltos, escuchar en congresos, leer algunos libros.

Las escuelas Unicistas mantienen la concepción clásica de la homeopatía de Hahnemann. que trata al enfermo en su enfermedad, no sólo la enfermedad en el enfermo. El tratamiento no se dirige a la artrosis, la diarrea o la dermatitis. El tratamiento se dirige a Juan que tiene artrosis y más cosas, a Manuela que tiene dermatitis y más cosas y a Pedro que tiene diarrea y más cosas.

Por eso, estudiar el Organon que es la base para comprender los fundamentos donde se asienta la Homeopatía, es básico. Como también es básico conocer la Materia Médica ( es decir, los medicamentos que se utilizan en Homeopatía) y la repertorización.

El repertorio es un gran libro (ahora ya son programas de ordenador), que recoge listados de medicamentos que tienen en común un síntoma concreto, por ejemplo: miedo a los perros, dolor que mejora tumbado o heces de color verde.

Cada escuela Unicista tiene también su forma diferente y particular de ver al paciente, de elegir los síntomas importantes para repertorizar y de hacer los tratamientos homeopáticos.

A mí me parecía demasiado complicado, hasta que hace 3 años, encontré la escuela con la que me siento realmente  a gusto y en la que estoy aprendiendo #Homeopatía Unicista.

Y de nuevo, estoy descubriendo un mundo de posibilidades y de conocimiento que me sorprende cada día, porque me ayuda a comprender, no sólo la Homeopatía y cómo utilizarla, sino también a cada paciente y las posibilidades que tengo para ayudarle a mejorar o curar.

 

3.EL CONCEPTO DE AGRAVACIÓN HOMEOPÁTICA

La agravación homeopática es una situación que pocas veces aparece en los tratamientos de las Escuelas pluralistas  y sin embargo, tienen  mucho valor en las Escuelas Unicistas.

Una agravación es un aumento de los síntomas del paciente y en las escuelas de #Homeopatía unicista tiene un gran valor, pues si hay o no agravación, o cómo es esa agravación, nos permite saber si el organismo se ha puesto en marcha hacia la mejoría,  o si tenemos que cambiar la dilución del medicamento, dejar el mismo tratamiento o elegir un nuevo #medicamento homeopático.

4.EL MANEJO DE LAS DILUCIONES HOMEOPÁTICAS

Y esta es otra de las grandes sorpresas que me he llevado al conocer la #Homeopatía unicista.

Acostumbrada a usar los medicamentos de forma diaria con 3 gránulos en cada toma varias veces al día, o monodosis de glóbulos semanales, quincenales o mensuales, ahora estoy aprendiendo a utilizar los medicamentos con una dosis mínima de 3 gránulos y esperar hasta un mes para ver la evolución.

Sé que para muchos pacientes esto es algo casi ilógico y absurdo, pero los resultados en los pacientes son sorprendentes.

Es una manera muy diferente de tratar a como lo he venido haciendo hasta hace poco. pero es  una experiencia increíble, para mí y para mis pacientes.

Debo decir que no es el método que uso siempre. A veces elijo un medicamento y sí se repite dos veces al día o en algunos casos elijo tratar con varios remedios , todo depende del paciente, de su patología y de su nivel de salud.

 

CONCLUSIÓN

Yo creo que le #Homeopatía es una MEDICINA (y lo escribo con Mayúsculas) y por eso me estoy formando en la #Homeopatía unicista.

Hay veces que sólo podemos tratar para aliviar, porque el nivel de salud del paciente es lo único que nos permite hacer. Entonces el enfoque puede ser tratar la patología  y mejorar la calidad de vida, dos buenos objetivos que podemos ofrecer al paciente.

Es por eso que son interesantes también los protocolos Banerjii (como ya expliqué en el post: Homeopatía en el tratamiento del Cáncer), o los listados de medicamentos de los libros de terapéutica, que también los utilizo de vez en cuando, pero cada vez menos.

Ser una buena homeópata es difícil y apasionante. Para mi es todo un reto. Aún no trato a todos mis pacientes con  Unicismo, pero ese es mi Objetivo en este año. 

De cualquier forma, los médicos que usamos y defendemos la Homeopatía, unicistas y  pluralistas,  tenemos todos una cosa en común: el deseo y la necesidad de ayudar a nuestros pacientes a que se curen, mejoren su calidad de vida  y dejen de sufrir, recetando  medicamentos homeopáticos, eficaces y sin toxicidad, aunque  todos utilicemos métodos diferentes.
NOTA: espero haberte dejado claro las diferencias entre los homeópatas unicistas y pluralistas. Así podrás elegir mejor a quien  quieres ir, para una consulta de Homeopatía.

 

La #historia clínica homeopática y su importancia

En este post quiero explicar la diferencia entre la #historia clínica homeopática y la #historia clínica que se utiliza en la medicina convencional.

 La importancia de la #historia clínica homeopática, es vital para encontrar el #medicamento homeopático del #paciente, en la consulta de #Homeopatía.

Todos los médicos aprendemos a hacer #la historia clínica cuando estudiamos en la Facultad. El objetivo de la #historia clínica en la medicina convencional, es hacer el diagnóstico de la o las patologías del #paciente, que serán tratadas por diferentes especialistas y con diferentes medicamentos.

Pero en la #historia clínica homeopática, el objetivo es entender el proceso global del organismo del #paciente y cómo se comporta  ante las patologías que sufre, para comprender qué medicamento homeopático puede, según la #ley de semejanza, tratar los problemas patológicos que padece, equilibrarle emocional y mentalmente  y devolverle la #salud.

Para entender el proceso global del organismo del paciente, es decir, su forma personal e individual de enfermar, debemos recoger en la #historia clínica homeopática, todos los síntomas, importantes para nosotros, que nos puede dar el paciente. Muchos síntomas que nos cuentan los pacientes,  no nos aportan más información para hacer los diagnósticos nosológicos y en la medicina oficial se desprecian. Sin embargo, para nosotros los #homeópatas, estos síntomas son los que más valor tienen, porque nos definen la forma particular de enfermar de nuestro paciente y su nivel de salud.

#Síntomas comunes

Los síntomas que se utilizan para hacer el diagnóstico de una enfermedad son #síntomas comunes como fiebre, diarrea, sudor, sed, náuseas, vómitos, dolor, picor, cansancio, insomnio, ansiedad o tristeza por ejemplo. Con estos síntomas y la exploración del paciente, orientamos el diagnóstico  de  las patologías que presenta nuestro paciente: faringitis, gastroenteritis, artrosis, depresión, por ejemplo. En algunas ocasiones necesitamos pruebas complementarias como análisis o radiografías o electros o endoscopias, etc, para completar el diagnóstico. En la Medicina Convencional, una vez encontrado el diagnóstico de la enfermedad se inicia el tratamiento: antibióticos, antitérmicos, antiinflamatorios, antidepresivos, etc.

#Síntomas particulares

Pero en la #historia clínica homeopática, tenemos en cuenta otros síntomas que nos colorean y especifican más los síntomas comunes. Son, lo que nosotros llamamos, # síntomas particulares.

Los #síntomas particulares hacen que un síntoma común sea diferente en una persona o en otra. Por ejemplo: no es igual fiebre de 38º o de 39º,5; o fiebre por la mañana o por la tarde; o fiebre con sed o sin sed; o fiebre con sensación de inquietud que te obliga a cambiar de postura o fiebre que te hace quedarte quieto. Estos síntomas nos muestran que la fiebre  puede ser diferente en distintos #pacientes. También es muy importante saber si Ha tenido fiebre con frecuencia, con qué frecuencia y cuándo fue la última vez que tuvo fiebre y de cuántos grados.

Supongamos que un paciente nos dice que tiene dolor en diferentes articulaciones del cuerpo. El dolor es el síntoma común. Se suele valorar la intensidad por la escala del dolor del 1 al 10 para saber cómo  es de fuerte, en el paciente. El dolor es algo muy personal. Sólo lo siente el que lo tiene. Hay personas con un umbral de dolor muy alto y lo que para ellos es casi nada, para otra persona es insoportable. Pero, además,  los homeópatas buscaremos otras características más específicas de este dolor:

  1. Cómo es el dolor, qué sensación tiene: presivo, desgarrante, tironeante, como una magulladura, como eléctrico, insoportable, como pinchazos, etc.
  2. Qué intensidad tiene: llevadero, sordo, agudo, continuo, intenso, insoportable
  3. A qué hora es más intenso: por la mañana, por la tarde, por la noche, todos los días a la misma hora, todo el tiempo, etc.
  4. Cómo mejora o cómo empeora el dolor: con calor, con frío, con el reposo, con el movimiento, acostado, presionando, después del ejercicio, en la playa, con el viento frío, con la humedad, con viento seco, con los cambios de temperatura, con las tormentas, cuando llueve, antes de que llueva etc.
  5. Cuándo se inició el dolor, no sólo si fue hace 3 días o 3 años, también nos interesa si fue en relación a un accidente, una mojadura, un choque afectivo, una emoción no expresada, una situación estresante, etc. Si fue en invierno o en verano, si fue en el mar o en la montaña; o si apareció a raíz de alguna viviencia que el mismo paciente relaciona.
  6. Qué otros síntomas acompañan a estos dolores: fiebre, sed intensa, ausencia de sed, cambios intestinales o cualquier otro síntoma que note el paciente y que haya aparecido a la vez que la patología articular.
  7. Dónde se localizan los dolores: articulaciones grandes, pequeñas, en la mitad superior del cuerpo, en zonas opuestas, en el lado izquierdo o en el derecho, en cualquier articulación.
  8. Y si se alternan los dolores con otras patologías digestiva, o respiratoria de repetición, etc.

Y preguntamos lo mismo en relación a otros síntomas: por ejemplo en el caso de una diarrea, como son las heces, de qué color, cuántas veces, si hay dolor, si se nota cansado, si mejora con frío o calor, en qué posición, a qué hora es peor, si se relaciona con procesos emocionales, etc.

A veces los pacientes nos explican algunos de estos #síntomas particulares durante el relato del motivo de la consulta. En otras ocasiones, nosotros completamos la información realizando estas preguntas, porque toda esta información es muy importante en la #historia clínica homeopática.

#Síntomas generales

También es muy importante conocer los #síntomas generales del #paciente. Estos síntomas nos reflejan la fisiología y la individualidad del #paciente, porque nos hablan de su funcionamiento habitual o de si ha cambiado en relación a la patología que consulta.

Estos síntomas se relacionan con:

  • La termorregulación del organismo, si es friolero o caluroso, o si prefiere el calor o el frío o los ambientes cerrados o al aire libre.
  • La sed : hay personas que no tienen sed nunca y otras beben grandes cantidades de agua, hay quien prefiere el agua fría y quien no la tolera.
  • El sudor: no todo el mundo suda de la misma forma; hay quien suda excesivamente en cabeza, en pies o en otras partes del cuerpo, hay quien no suda apenas o nunca, hay quien tiene sudor agrio, o que no le huele etc.
  • Los deseos, aversiones e intolerancias alimentarias. Este apartado nos informa de la gran variedad de apetencias distintas que tenemos los seres humanos, y de los alimentos que rechazamos porque o no nos gustan o nos sientan mal. Hay personas con deseos de dulces y otras de ahumados, hay deseo de leche o aversión o intolerancia, hay quien comería pepinillos todos los días y hay quien no puede ni oler el queso, por ejemplo.
  • El sueño y los sueños: si hay insomnio, si el sueño es corto, si siempre duerme boca abajo o de lado, si hay pesadillas, si sueña con sueños repetidos, si el sueño es reparador.

En ocasiones los pacientes nos comentan que no sudaban y ahora sudan o que eran calurosos y ahora son más frioleros, o que tienen más sed que antes. Esos pequeños cambios que cada paciente nota, muchas veces los cuentan porque sienten que algo pasa porque antes  no era así. Y estos son síntomas de mucho valor en la #historia clínica homeopática.

Nuestra forma de ser

Desde el momento de nacer, todos somos distintos en nuestra constitución, en nuestra fisiología, en nuestros deseos y peculiaridades, en nuestra forma de ser y en nuestro comportamiento.

Cada uno de nosotros tenemos una forma de ver la vida y de afrontarla: con alegría, con miedo, con  sumisión, con agresividad, con ansiedad, con tristeza, con descontento, con energía. Tenemos más desarrolladas unas cualidades que otras, el habla, la concentración, la disciplina, el sentido del deber, la intolerancia a la injusticia, la compasión por los otros, la capacidad para el orden o los problemas de memoria.

Pero hay circunstancias en la vida que nos afectan, los duelos, el estrés , la ruptura de pareja, una enfermedad, los accidentes, los traumas de la infancia, etc. Y todo esto nos modifica nuestros estados de ánimo y nuestra respuesta global, por eso, en la #historia clínica homeopática, son importantes tener reflejadas también, todas estas circunstancias que hayan podido vivir los pacientes y que pueden relacionarse con la enfermedad que sufre.

Estos y otros muchos datos que podemos recoger mientras hacemos la #historia clínica homeopática, como son sus antecedentes personales de enfermedades desde la infancia, las alergias, vacunas, cirugías, traumatismos, enfermedades actuales y tratamientos así como el conocimiento de los antecedentes familiares de los padres, abuelos y otros miembros de la familia, son imprescindibles en la #historia clínica homeopática.

#La historia clínica homeopática

Cuando en la #historia clínica homeopática  hemos recogido todo esta información, podemos comprender lo siguiente:

  • cómo es el paciente en su forma de ser y en su forma o tendencia a enfermar por sus característica individuales
  • cual es su historia patológica evolutiva en el tiempo o cronobiopatología
  • qué puede ser la causa de su actual situación
  • y cual es su nivel de salud actual.

Con estas bases, ya podemos hacer un tratamiento homeopático, basándonos en la Ley de similitud y en la ley de la totalidad, y podemos conocer lo siguiente:

  • qué medicamento homeopático es el que refleja la mayor similitud en la patología actual y que será el indicado para el tratamiento que necesita en estos momentos
  • cual será su evolución con el tratamiento
  • cómo prevenir posibles agravaciones, si se dieran, durante el tratamiento
  • y qué pronóstico podemos hacer en la mejoría de su nivel de salud

Por eso es tan importante #la historia clínica homeopática y, por eso, es tan diferente de la historia clínica convencional.

La #historia clínica homeopática es nuestra mejor herramienta en la consulta de #Homeopatía.

Recuerda, si te ha parecido interesante

  • Dale a Me gusta
  • Compártelo con quien lo necesite en Facebook, Twitter, Google, linkedin, Instagram…

Y si además quieres tener consulta conmigo puedes hacerlo:

  • De forma presencial en Gandía (FERSALUD: 962872649) o en Alcañiz (CENTRO MÉDICO MARLA: 691393961
  • O Tener consulta on line en #QOOLIFE

UN #BOTIQUÍN HOMEOPÁTICO

 ¿Un #BOTIQUÍN HOMEOPÁTICO nos puede ayudar?

La respuesta es sí.

Y ahora viene la siguiente pregunta.

¿Cuántos medicamentos debería tener mi #botiquín homeopático?.

Esta es la pregunta del millón.

Hay muchos artículos publicados en distintos blogs sobre el #botiquín homeopático.

Algunos #botiquines homeopáticos son de 20 ó 30 medicamentos.  Si fueras un médico en una excursión al Everest lo puedo entender, pero si eres una persona normal, que vive en una zona donde hay una farmacia en la esquina y un centro de salud a dos pasos, no tiene mucho sentido.

Cuando uno piensa en un #botiquín piensa en algo pequeño, con poco peso y transportable.

Si te vas de viaje para hacer el Camino de Santiago necesitas unos pocos medicamentos porque si te enfermas por algo puedes ir a cualquier Centro de Salud o llamar a tu homeópata.

No es lo mismo si te vas de viaje a la India o a Kenia, porque las distancias y la sanidad en esos países no son como en España.

Un #botiquín se supone que es para primeros auxilios, para actuar hasta que eres atendido por un médico en situaciones inesperadas.

Una gripe, unas anginas o un dolor abdominal son patologías, no situaciones de primeros auxilios.  Necesitas una consulta médica. Si ya estás en manos de un #médico  homeópata lo más seguro es que te vea en su consulta o le llames y te diga qué tienes que hacer.

Quizás tengas el medicamento adecuado en tu casa. O no. Pero, de cualquier forma no tienes que tener un montón de medicamentos por si acaso.

¿Acaso tienes que tener una farmacia en tu armario?.

Muchos botiquines homeopáticos te describen el nombre de un medicamento , 2 síntomas para que lo reconozcas y 3 patologías para usarlos.  Y si te vas a mirar qué puedes usar en caso de, te encuentras varios medicamentos por si el síntoma es….

Si no eres #médico homeópata, un listado de nombres que desconoces qué son y cómo funcionan, no puede ser suficiente para montar un #botiquín homeopático, ni siquiera si eres médico y no sabes homeopatía.

No creo que te vayas a gastar un dinero en 20 o 30 tubos que no sabes si utilizarás en alguna ocasión en toda tu vida (y si lo utilizarás bien o no). 

Hay un libro de PRIMEROS AUXILIOS CON #HOMEOPATÍA, escrito por un compañero homeópata, un libro muy interesante  especialmente para profesionales de la medicina, sobretodo si son #homeópatas, donde describe varios  #botiquines homeopáticos para diferentes situaciones. En  total, habla de más de 130 medicamentos homeopáticos. 

Seguro que no te ves llevando en un viaje al extranjero, 20 cajas de pastillas por si te ocurre esta enfermedad o este peligro. Si piensas en todo lo malo que te puede ocurrir en un viaje,  no saldrás de casa. ¿Verdad?

Los que usáis #homeopatía porque vais a un médico homeópata, ya sabéis que se busca siempre el medicamento de forma individual, relacionando la historia del paciente con el medicamento más similar.

La #Homeopatía es una Medicina muy profunda y trabaja de forma muy sutil .  Tiene la fama de ser lenta, pero no es así. Y eso lo vemos en las situaciones agudas. 

En un caso de accidente, traumatismos, quemaduras o picaduras por ejemplo, es fácil encontrar los mismos medicamentos para casi todos los casos.

Y es fácil elegir qué #medicamento homeopático nos puede ayudar de forma genérica si lo tenemos en el botiquín.

En este blog ya he escrito sobre dos medicamentos homeopáticos que forman parte del botiquín, ARNICA Y LEDUM PALUSTRE.

Cada médico homeópata elige sus #medicamentos homeopáticos imprescindibles para el #botiquín.

Es probable que no coincidamos ni en la cantidad ni en el nombre, pero si en los más básicos. Yo sólo elijo 7, los más básicos para mí.

Si te interesa saber cuales son los 7 #Medicamentos Homeopáticos imprescindibles en cualquier #botiquín, sólo tienes que hacer clik  en el e-book que os ofrezco gratis en mi blog.

 

Recuerda, si te ha parecido interesante

  • Dale a Me gusta
  • Compártelo con quien lo necesite en Facebook, Twitter, Google, linkedin, Instagram…

Y si además quieres tener consulta conmigo puedes hacerlo

  • De forma presencial en Gandía  o en Cullera a través de la agenda de DOCTORALIA.
  • O Tener consulta on line en #QOOLIFE