Archivos de la categoría Escuela de Salud

¡¡¡ ADIÓS AL DOLOR !!!!

Sí así es. Podemos decir adiós al dolor sin inyecciones, sin pastillas, sin parches, sin anestesia. 

La semana pasada estuve en Valencia en un curso de Noesiterapia y Noesiología.

El curso se hizo en el Centro de Noesiterapia del Dr. Escudero, el descubridor de este conocimiento.

En 1972, el Dr. Escudero realizó la primera cirugía sin anestesia química y desde entonces lleva más de 40 años operando a los pacientes mientras mantiene con ellos una agradable conversación.

Yo había oído que había un médico que operaba sin anestesia y siempre pensé que utilizaba hipnosis o sofrología. También había escuchado que hacía partos sin dolor.

Me llamaba la curiosidad y hace 3 semanas entré en internet. Encontré su página web, su blog y muchos vídeos en you tube sobre la noesiterapia y el Dr. Escudero.

Mi sorpresa fue cuando vi los vídeos, lo sencillo que es lo que éste gran médico realiza y enseña y cómo podemos ayudar a disminuir o a borrar del todo, tanto el dolor agudo como el dolor crónico y ………..muchas más cosas.

Al día siguiente, llegó a mi consulta una mujer con fibromialgia y un dolor muy localizado en la clavícula derecha. Haciendo noesiterapia, se fue sin dolor. Las dos nos quedamos sorprendidas y alucinadas.

Yo esperaba que mejorara, pero el dolor desapareció!!.

Animada, me apunté al curso y si los vídeos me sorprendieron, la demostración en vivo y en directo que hizo con 4 embarazadas fue tan real y tan clara, que no te deja ninguna duda de la efectividad y de la eficacia de la noesiterapia.

Y os estaréis preguntando “Y eso ¿qué es?” 

Pues simplemente es: curación por el pensamiento.

Yo había leído a Louise Hay hace muchos años. Incluso “receto” sus libros en mi consulta (Usted puede sanar su vida y El Poder está dentro de tí). Ella dice lo mismo que “El Secreto” o que “Creando a Matisse” (por cierto os lo recomiendo).

El pensamiento positivo para mejorar la vida y cambiarnos es algo que conozco, entiendo y utilizo en muchos momentos.

He experimentado muchas cosas sorprendentes, pero la Noesiterapia me está demostrando quienes somos realmente. Quizás porque hay una explicación fisiológica de por qué el cuerpo reacciona tan rápidamente a la orden que le damos. Y eso me entusiasma.

No es magia. No es placebo. No es “comecoco”.

El efecto de analgesia es real, rápido e increíble.

 

Y funciona en todas las personas porque es una capacidad que todos tenemos: la de pensar adecuadamente preparando nuestro cuerpo con una técnica tan sencilla como llenar nuestra boca de saliva líquida y agradable. 

Pensar adecuadamente significa utilizar las palabras que representan lo que queremos: estar bien, bienestar, tranquilidad, buena salud, total recuperación. ¿Parece sencillo verdad?.

El problema es que estamos acostumbrados a mandarnos continuamente mensajes contrarios a lo que queremos: “cómo me duele”, “desde siempre tengo este dolor”, “pero si me han dicho que es para siempre”, “es imposible que me mejore”, “ya me he acostumbrado a vivir con mi  dolor”, “es que soy fibromiálgica”, “tu sí pero seguro que yo no puedo quitármelo”.

COMO CREES , ES.

 

Es por eso que algo tan sencillo, no sepamos hacerlo bien. Que en lugar de ayudarnos, nos perjudiquemos. Que tenemos más dolor y más sufrimiento porque continuamente hablamos del dolor y del sufrimiento.

Creamos con el pensamiento tanto lo que queremos, como lo que no queremos. Si  somos conscientes de lo que pensamos recuperamos nuestro poder de sanación. Si pensamos en la enfermedad, aunque no queramos sufrirla, ahí estará y cada vez peor.

No quiero decir con esto que podamos curar todo, pero que ayudamos a no curarnos sí. Tenemos un gran poder del que no nos sentimos dignos y lo rechazamos.

Por eso el Doctor Escudero, con el bisturí en la mano, demuestra de forma irrefutable, que tenemos este poder y que podemos  utilizar nuestro pensamiento para nuestro propio beneficio, ya sea quitar el dolor, dormir, mejorar la salud, recuperar la autoestima o lo que sea.

Él mismo es la mejor representación del conocimiento que transmite. Un hombre de más de 80 años, con más energía que yo, supervital y disfrutando de la vida, trabajando todo el tiempo, creando, investigando y enseñando. Es el vivo ejemplo de que no es la edad lo que envejece.

Pero hoy os aseguro que no hablo por los vídeos que he visto, ni por las explicaciones que da en su libro, en el curso o en las conferencias.

Os hablo desde mi poca experiencia y desde mi sorpresa continua con los pacientes, con mi familia  y en mi misma. Y esta corta experiencia, de apenas 2 semanas  me ha demostrado que sí podemos decir

“ADIOS AL DOLOR”

El Dr. Escudero tiene una frase que me encanta. Dice:

“Los pensamientos son las manos del alma que modelan la vida del  hombre”

Podéis comprobar lo que os digo. Podéis ver su página http://escudero.com/ .

Yo sigo enseñando en mi consulta, a mis pacientes, cómo se pueden ayudar ellos mismos, para quitarse el dolor y  mejorar su calidad de vida.