Dr.-Samuel-Hahnemann

HAHNEMANN y EL MÉTODO CIENTÍFICO.

Gracias a Hahnemann, la Homeopatía nació totalmente de la mano de la investigación y la experimentación, siguiendo el llamado método científico, desconocido hasta esos momentos por los profesionales de su época.

Hahnemann nació en Alemania, concretamente en un lugar llamado Meissen, el 15 de Abril de 1755.

Cuentan, en su biografía, que tenía un cerebro prodigioso ya desde niño y que los profesores le apoyaron en sus estudios por lo mucho que se sorprendían con su inteligencia y su capacidad de aprendizaje.

Hahnemann se hizo médico, trabajando como traductor, gracias a su conocimiento de muchas lenguas, lo cual le permitió pagarse los estudios, pues había nacido en una familia muyDr.-Samuel-Hahnemann humilde.

Después de varios años de estudios, investigaciones y éxitos en la consulta médica, que le proporcionaron fama entre los condiscípulos, los señores de la nobleza e incluso la gente de la calle, Hahnemann decidió colgar el título (mejor dicho descolgarlo) y retirarse de la profesión que ejercía, porque veía que no podía ayudar a sus pacientes, con los métodos que la Medicina oficial enseñaba en aquella época y que todos utilizaban.

Para vivir, de nuevo se dedicó a traducir libros de todo tipo y condición y en 1790 se topó con un libro que se llamaba MATERIA MÉDICA, escrito por el Dr. Cullen.

Hahnemann estaba traduciendo que un árbol llamada Chinchona se utilizaba para tratar la fiebre del paludismo y que curiosamente, los indígenas que cortaban la corteza de este árbol, se enfermaban con facilidad con una fiebre muy similar a la del Paludismo.

El Dr. Cullen achacaba esa capacidad febril de la China a su aspecto y su sabor (razonamientos utilizados hasta entonces por los médicos que utilizaban plantas sin saber cómo funcionaban, claro). Pero Hahnemann tuvo una idea.

  • ¿Y si, como decía  Hipócrates, las plantas que enferman son capaces de curar?
  • ¿Y si, la China podía tratar la fiebre porque podía causar fiebre?.

En aquel momento Hahnemann se planteó una Hipótesis.

Por lo visto, Hahnemann sabía que dos grandes profesores de la Medicina de su tiempo, recomendaban investigar los medicamentos, tomándolos ellos mismos. Así había hecho Haller, famoso en la Historia de la Medicina por ser considerado como el padre de la Fisiología.

Así que Hahnemann decidió experimentar

Tomó 10 dracmas de China. Así fue como comprobó que efectivamente China provocaba fiebre con síntomas muy definidos que él, como gran investigador que era, anotó en su totalidad. Animado por los hallazgos, eligió comprobar qué ocurría si tomaba dosis más pequeñas y también comprobó los efectos que se producían.

Hahnemann quiso repetir el experimento 

Y también les dio a otras personas sanas (alumnos y amigos), los cuales también anotaron aquello que sentían: los síntomas, los cambios en las emociones, las alteraciones en su fisiología corporal, etc) y el resultado fue el mismo.

El siguiente paso fue la experimentación en pacientes

Eligió pacientes que presentaban los síntomas similares a los que él y sus colaboradores habían descrito al tomar la China y comprobó que el efecto en los pacientes era más rápido y mejor si la dosis era más pequeña. Después de varios años de investigación de varios medicamentos,  con personas sanas y luego enfermas, en 1786 publicaba el primer texto de  Homeopatía.

“Ensayos sobre un nuevo principio para el descubrimiento de las virtudes curativas de las sustancias medicamentosas”

 

Éste texto es como una Tesis doctoral donde expone sus investigaciones, sus resultados y sus conclusiones.

Y después de 4 años más de investigación, en 1800, comenzó a trabajar en consulta con la recién estrenada medicina homeopática.

En la Real Academia Española se define Homeopatía como la Medicina que utiliza medicamentos que producen los mismos síntomas que es capaz de quitar en los pacientes enfermos.

 

Esta es la base de la Ley de similitud de Hipócrates: lo que enferma es capaz de curar.

Pero para que así ocurra tiene que haber otra premisa y así lo descubrió y lo desarrolló Hahnemann: la dosis de la sustancia debe ser tan pequeña que no sólo no es tóxica sino que provoca una reacción curativa en el cuerpo. Esta es la Ley de Infinitesimalidad y por eso, los medicamentos homeopáticos se utilizan en dosis infinitesimales.

Hahnemann fue quien descubrió la fabricación infinitesimal de los medicamentos homeopáticos que provocan una gran diferencia con las simples diluciones químicas. En esta diferencia se encuentra la respuesta de los efectos terapéuticos de las dilucciones homeopáticas.

Este tema de las dilucciones y sus estudios científicos lo iré desarrollando en otros posts.

Por último Hahnemann desarrolló la visión holística del hombre en la Medicina Homeopática y este conocimiento del Hombre como un todo indivisible: energía, cuerpo, mente y espíritu, es lo que nos explica la tercera Ley homeopática o ley de la Totalidad. 

Estas tres leyes las explicaré más detenidamente en los  siguientes posts y hasta entonces, os mando un abrazo.

Si tienes  alguna duda o te ha gustado, me gustaría que me dejaras un comentario. Gracias.