#Semejanza en #Homeopatía.

La #Homeopatía se basa en la ley de #semejanza que resume que toda sustancia que es capaz de producir síntomas en una persona sana, puede curar  síntomas semejantes en una persona enferma.

La ley de #semejanza en la #Homeopatía

La ley de #semejanza, el principio de la #Homeopatía, fue descrita por Hipócrates, el padre de la Medicina.

Hahnemann, en base a esta ley, hizo su primer experimento para constatar si lo que decía Hipócrates era cierto y comprobó que así era. http://homeopatiaymedicinascomplementarias.com/hahnemann-y-el-metodo-cientifico/

Lo que Hahnemann aportó para el uso de la ley de #semejanza fue la fabricación del medicamento con el método de diluir y dinamizar la sustancia tóxica hasta convertirla en una sustancia sanadora, en un medicamento. De este método ya hemos hablado en otro post ( http://homeopatiaymedicinascomplementarias.com/el-medicamento-homeopatico/ ‎)

Cuando encontramos que en un paciente  todos los síntomas  que presenta son semejantes a los que un medicamento homeopático  puede curar, decimos que este medicamento es el similimun del paciente. Es decir, la #semejanza entre el medicamento y la sintomatología del paciente a todos sus niveles ( físico, emocional y mental)  es completa.

Sin embargo eso ocurre en muy pocas ocasiones y la #semejanza con un solo medicamento pueden variar mucho, dependiendo de los diferentes niveles de #semejanza que podemos valorar.

Niveles de #semejanza en la  #Homeopatía

Los medicamentos en #Homeopatía pueden mostrarnos semejanzas en diferentes niveles, lo que nos permite clasificarlos para su uso en diferentes niveles según la ley de #semejanza:

#Semejanza a nivel de la localización: órgano o tejido.

Podemos encontrar #semejanza de algunos medicamentos homeopáticos a nivel local.

Hay medicamentos que trabajan de forma específica algunos tejidos como es el caso de Arnica montana y cualquier problema muscular del tipo de contracturas, sobreesfuerzo o contusiones. O como ocurre con Chelidonium majus que es un medicamento muy específico del hígado.

Algunos remedios homeopáticos tienen una función de limpieza de algunos tejidos como ocurre con Solidago y Berberis que drenan la vesícula biliar, el hígado y el riñón y se utilizan en diluciones decimales para desintoxicar el cuerpo.

En estos casos tratamos los síntomas por su semejanza en la localización.

#Semejanza a nivel de síndrome o enfermedad

Se sabe que hay un nivel de semejanza entre algunos medicamentos y algunos síntomas o signos concretos como es el caso de Hekla  lava para el tratamiento del espolón calcáneo o Solanum malacoxylum para tratar las calcificaciones en el hombro.

También hay medicamentos que se utilizan por sintomatologías específicas, como los utilizan los Drs Banerjii en sus protocolos.  Los Drs Banerjii tratan cualquier patología, incluidos los tumores, en pacientes de la India que sólo toman homeopatía. Han presentado diversos estudios con buenos resultados y algunos de sus protocolos que están siendo estudiados  en diferentes Institutos de Investigación. Si os interesa el tema podéis ver más en el artículo siguiente: http://homeopatiaymedicinascomplementarias.com/homeopatia-en-el…iento-del-cancer/ ‎

#Semejanza a nivel de síntomas particulares

Los síntomas particulares son aquellos síntomas que nos dan más información sobre la forma de enfermar del paciente.  Son síntomas que el paciente presenta de forma particular y que lo diferencia de otro paciente.

Un dolor de rodilla por artrosis puede tener un síntoma particular que es ” mejoro con el reposo”. Pero otro paciente puede decir ” cuando empiezo a moverme me duele más, pero luego cuando ando mejoro”. Los dos pacientes tienen artrosis pero sienten el dolor de forma diferente porque tienen síntomas particulares distintos.

Cada síntoma particular puede indicarnos diferentes remedios. Así Bryonia estaría indicado para el dolor que mejora con el reposo y Rhus toxicodendrom para el dolor que mejora con el movimiento.

Esta #semejanza de los síntomas particulares nos ayudan a elegir el remedio más indicado para el paciente. Es por estos síntomas particulares que la #Homeopatía se va definiendo más como un tratamiento individual para el paciente y por eso hay muchos remedios para tratar el dolor, la fiebre, los vómitos, la diarrea etc.  pero la elección del medicamento se hace en función de los síntomas particulares que nos define el paciente.

#Semejanza a nivel general y mental

Hasta ahora hemos hablado de patologías con síntomas locales, localizaciones anatómicas y funcionales físicas concretas. Muchas de estas patologías físicas son agudas y podemos pensar que la homeopatía funciona como la medicina alopática. Algunos médicos homeópatas trabajan la #Homeopatía como si fuera una terapia más, pero desconocen las posibilidades que tiene la ley de #semejanza para tratar al paciente por completo.

Los síntomas locales y físicos nos hablan de la enfermedad física en el paciente. Pero los síntomas generales y mentales nos hablan del paciente. Del paciente, de su forma de enfermar y de su nivel de salud.

Muchos pacientes nos cuentan que antes tenían calor y ahora son frioleros, que no sudaban y ahora sudan todo el tiempo, que no paran de beber o que se mejoran de todo si van al mar. Hay pacientes que nos hablan de sueños repetidos, de pesadillas, de temores concretos, de que no tienen deseo sexual o de que están muy cansados, más tristes o con menos memoria.

Estos síntomas no los podemos localizar en una parte concreta del cuerpo, pero nos hablan de que el paciente no se encuentra bien, “no soy yo” nos dicen.  Aquí el paciente nos muestra su forma de entender la vida, su sufrimiento, su proceso vital como SER.

En este nivel de #semejanza encontramos el medicamento que puede tratar al paciente como un todo, como un SER completo e individual, que manifiesta su patología en los niveles físico, emocional y mental.

Aquí es donde el medicamento homeopático que presenta la semejanza a este nivel, hace el trabajo de la verdadera medicina homeopática, porque limpia, equilibra y restaura la energía vital del paciente y recupera su nivel de salud, hasta donde el paciente puede recuperarse, en todos los niveles: físico, emocional y mental.

La #Homeopatía no es sólo una terapia, es verdadera Medicina.

Quiero aclarar que la #Homeopatía no es la panacea, no cura a todos los pacientes. Cada paciente tiene un nivel de salud y su capacidad de respuesta no siempre permite la curación de la enfermedad.

Pero en estos pacientes, la #Homeopatía puede aliviar el sufrimiento y mejorar la calidad de vida.

#Semejanza a nivel de la causa

Algunos pacientes te cuentan en la consulta que desde que tuvo tal noticia o le pasó algo concreto comenzaron los problemas. A veces no lo saben, pero los síntomas nos pueden dar una pista de dónde está el origen y la causa de la patología que nos cuentan, cuando hacemos la historia clínica.

La causa puede ser algo físico como el frío, un traumatismo, una picadura o una intoxicación.  En estos casos de patologías agudas el tratamiento es rápido y totalmente sintomático.

Pero en muchas ocasiones el origen es una vivencia emocional que pasa desapercibida por el paciente y por el médico: la muerte de un familiar, un accidente que traumatiza al paciente, algo que nos provoca un gran shock como simplemente ver la caída de las Torres Gemelas, o la ira contenida por el maltrato psicológico del jefe por ejemplo.

Estas situaciones nos pueden dar patologías físicas o emocionales de tipo crónico, como crisis de pánico, insomnio, un dolor en el hombro o una cefalea sin causa física aparente después de estudios completos realizados por la medicina oficial.

Este nivel de #semejanza  entre la causa del problema y el medicamento homeopático es muy importante, porque podemos ir al origen y limpiarlo por completo. Tratar a este nivel de #semejanza nos aporta soluciones rápidas y totalmente sorprendentes tanto al paciente como al médico homeópata.

Esta es una de las maravillas de la #Homeopatía y del manejo de la ley #Semejanza.