Archivo de la etiqueta: homeopatía

Resumen del Día Internacional de Homeopatía, Madrid 2016

El Hospital Homeopático de San José de Madrid, fue el lugar donde se celebró el Día Internacional de la Homeopatía  el  10 de Abril de este año, 2016, organizado por las principales Sociedades Científicas de Homeopatía de España.

En dicha conmemoración se leyó la Declaración de Madrid sobre la Homeopatía. Yo creo que es muy interesante lo que se dice en el vídeo  y por eso lo comparto.

Aquí os dejo el Vídeo:  Resumen del Día Internacional de Homeopatía, Madrid 2016

El #Organon: las bases para entender la #Homeopatía.

El #Organon es el libro donde #Hahnemann explica porqué y cómo funciona la Homeopatía. En él, #Hahnemann  plantea una forma diferente de entender la salud y la enfermedad. Nos habla del porqué enfermamos  y porqué son necesarios los remedios homeopáticos para curar.

 

EL #ORGANON de la MEDICINA RACIONAL

En 1810, #Hahnemann publica la primera edición de “El #Organon de la Medicina Racional”. El título de #Organon (como en el caso de las obras de Aristóteles y Bacon),  significa conjunto de reglas, estatutos y leyes que rigen una facultad científica y también puede significar: instrumento o herramienta para trabajar; modelo, método o principios de acción, compendio o resumen.

#Hahnemann escribió 5 ediciones más  en 1819, 1821, 1829, 1833 y la sexta y última edición del #Organon en 1842. En cada nueva edición, #Hahnemann modificaba aquellos conocimientos que se iban ampliando con su experiencia. La última edición fue publicada varios años después de la muerte de #Hahnemann y durante muchos años, los homeópatas sólo estudiaron y conocieron la 5ª edición. Por tal motivo, hay escuelas que desconocen la Sexta edición, en la cual #Hahnemann habla de las enfermedades crónicas y del manejo de las diluciones LM. Esto implica que en estas dos ediciones haya explicaciones muy diferentes de cómo tratar a los pacientes y del manejo diferente de dos tipos distintos de diluciones: las CH y las LM.

El ESTUDIO DEL #ORGANON

El #Organon se presenta como un código, como un método, más que como un libro descriptivo.  Esta obra está escrita en parágrafos, que son afirmaciones independientes. Puede ser dividido en dos grandes partes: teoría homeopática y técnica homeopática.

La teoría homeopática se divide en dos partes.

  • Las generalidades y fundamentos teóricos de la homeopatía (par. 1-70).
  • La clasificación de las enfermedades (par. 71-81).

La  técnica homeopática (par. 82-291). La técnica homeopática se divide en cuatro partes:

  • Cómo hacer la historia clínica del paciente (par. 82-104).
  • El estudio de los medicamentos y su método de fabricación. (par. 105-145).
  • Cómo se debe utilizar la homeopátia (par. 146-285).
  • El uso de otras terapias como la alimentación, etc. (par. 286-291).

GENERALIDADES Y FUNDAMENTOS TEÓRICOS DE LA HOMEOPATÍA (par-1-70)

En esta parte del #Organon,  Hahnemann nos habla de algunos conceptos básicos para comprender en que se basa la #Homeopatía.

Restablecer la salud

En los dos primeros parágrafos del Organon, Hahnemann habla de restablecer la salud. Para Hahnemann lo más importante es que el médico pueda  llegar a curar y busca el método para hacerlo de la forma más rápida, suave y permanente.

“La única y elevada misión del médico es la de restablecer la salud en los enfermos, que es lo que se llama curar”.

(Parágrafo 1)

“El más alto ideal de la curación consiste en el restablecimiento de la salud de una manera rápida, suave y permanente, removiendo y aniquilando la enfermedad íntegramente, por la vía más corta, más segura y menos perjudicial, basándose en principios claros y fácilmente comprensibles”.

(Parágrafo 2) 

En el tercer parágrafo, Hahnemann sintetiza, en un breve resumen, cómo debe el médico homeópata trabajar para llegar a curar. Por un lado, conociendo y aplicando la ley de similitud y por otro, conociendo el manejo exacto de las diluciones y las dosis homeopáticas.

Es decir, si sabe :

a) aplicar adecuadamente a cada caso particular, el remedio más apropiado según su manera de actuar;

b) preparar el remedio exactamente de acuerdo con la técnica requerida;

c) estimar la cantidad (dosis) y la calidad (dinamización) del remedio;

d) juzgar cual es el momento oportuno en que esta dosis debe ser repetida”.

Las Causas de las Enfermedades (Parágrafos 4 y 5)

Llama la atención cómo Hahnemann habla de medicina preventiva en el parágrafo 4 del Organon. Dice que si, como médicos, conocemos las cosas que trastornan la salud y las que originan la enfermedad, hay que saber apartarlas de las personas sanas para que conserven su salud.

Hahnemann habla de dos tipos de causas a la hora de enfermar:

  • La causa excitante u ocasional, que sería la causa más directa de las enfermedades agudas,
  • La causa fundamental, generalmente producida por un miasma crónico*, y que sería la verdadera causa de una enfermedad crónica.

Para descubrir la causa fundamental, Hahnemann nos recomienda investigar en el paciente todo lo que pueda darnos información, como por ejemplo:

    1. la constitución física del paciente
    2. su carácter moral  e intelectual
    3. su ocupación
    4. su modo de vivir y costumbres
    5. sus relaciones sociales y domésticas
    6. su edad
    7. su funcionamiento sexual, etc…

Ley de la Totalidad (Parágrafos 6, 7 y 8)

Cuando Hahnemann nos habla de la totalidad de los síntomas se refiere a utilizar toda  la información que nos aporta la historia clínica del paciente, es decir, recoger los  síntomas característicos y distintivos, de todos aquellos síntomas generales, psicológicos (mentales y emocionales)  y locales que, aunque no sean importantes para el paciente cuando nos consulta por un problema concreto, sin embargo, nos aportan valiosa información sobre su forma de enfermar y del remedio que se más se le asemeja y puede curarlo.

La Fuerza Vital (Parg. 9 a 17)

Hahnemann, al igual que Hipócrates, entiende que el ser humano tiene una energía vital que es la que nos da la vida, que organiza y actúa regulando nuestro cuerpo, sensaciones, y funciones.  Hahnemann nos habla de  la fuerza vital en el estado de salud, (en otras ediciones habla de energía vital), como la que

“dinámicamente anima el cuerpo material (organismo), gobierna con poder ilimitado y conserva todas las partes del organismo en admirable y armoniosa operación vital, tanto respecto a las sensaciones como a  las funciones, de modo que el espíritu dotado de razón que reside en nosotros, puede emplear libremente estos instrumentos vivos y sanos para los más altos fines de nuestra existencia”.

#Hahnemann explica que

 “el organismo material, sin la fuerza vital, es incapaz de sentir, de obrar, de conservarse a si mismo; todas las sensaciones nacen y todas las funciones vitales se realizan por medio del ser inmaterial (el principio vital) que lo anima, tanto en el estado de salud como en el de enfermedad.”

El Concepto de enfermedad (17-18)

Cuando un agente morboso actúa en el organismo, altera la fuerza vital. Esta alteración de la fuerza vital se manifiesta entonces a través de los síntomas, como enfermedad. Estos síntomas son sensaciones anormales y alteraciones de las funciones del cuerpo, que pueden ser percibidos por el paciente, por el médico y por otras personas de alrededor.

#Hahnemann dice que el organismo no es nada sin el dinamismo que lo anima y que la fuerza vital tampoco puede concebirse sin el organismo, por lo tanto, ambos constituyen una unidad. También dice que,

“puesto que la fuerza vital es inmaterial, lo que afecta esta energía debe ser necesariamente inmaterial y que por el mismo motivo, las medicinas que pueden ser útiles para devolver la salud, son aquellas que presentan una acción dinámica sobre la fuerza vital, de tal forma que pueden restablecer la salud y la armonía vital”.

Para conseguir la total extinción de la enfermedad, Hahnemann estaba convencido de que sólo hay que quitar todos los síntomas,  síntomas y  sensaciones, que eran lo único visible de la enfermedad (en su época).

¡¡ En la época de Hahnemann, la medicina no contaba con las métodos diagnósticos ni las tecnologías actuales (RX, ECO, Resonancia) y aún así, curaba a los enfermos eligiendo el medicamento, sólo, a través de los síntomas peculiares del paciente !!

Por tal motivo, #Hahnemann nos dice en el parágrafo 18 que

” la suma de todos los síntomas y condiciones de cada caso individual de enfermedad, debe ser la única indicación, el sólo guía que nos lleve a la elección del remedio”.

Por lo tanto, uno de los primeros cambios que debemos tener en nuestra actitud AL ESTUDIAR #HOMEOPATÍA, son los conceptos de salud y enfermedad. Es decir, debemos entender la enfermedad, no sólo por los síntomas locales que la definen en el diagnóstico, sino como el conjunto de manifestaciones que expresa el paciente en todos sus niveles, y que están gritando el desequilibrio de su energía vital, retratada en los síntomas que la medicina actual pone nombre (tal o cual enfermedad)  + los síntomas generales, mentales o locales, que son particulares en cada paciente,  y que nos dan la pista del tratamiento específico para él, con un medicamento homeopático.

Enfermedad patogenésica (19-25)

#Hahnemann dice que resulta muy evidente que las medicinas jamás podrían curar las enfermedades, si no poseyeran el poder de alterar el estado de salud del hombre, es decir, el poder de enfermar. Cuando las medicinas actúan como remedios, sólo pueden poner en juego su propiedad curativa por medio de su poder de alterar el estado de salud, produciendo síntomas peculiares. Por lo tanto:

” debemos basarnos solamente en los síntomas que las medicinas producen en el organismo sano, como la única revelación posible del poder curativo que reside en ellas”.

“Los remedios homeopáticos producen una enfermedad artificial patogenésica,  que remueve y elimina  los síntomas ya presentes, es decir, los de la  enfermedad natural que se quiere curar”.

Es muy interesante este concepto de enfermedad artificial, es decir, es como si fuera una enfermedad virtual, aparente por los síntomas pero que no existe realmente, y que sin embargo es  la manifestación de la energía vital que se pone en movimiento con la aparición de síntomas similares , de mayor intensidad

Para tratar la totalidad de los síntomas de la enfermedad por curar,  debemos seleccionar la medicina que haya demostrado tener la máxima tendencia  para producir esos síntomas similares.

Ley de Curación de los Semejantes (26-29)

#Hahnemann da una explicación probable a la capacidad de curación de los remedios homeopáticos, basándose en su experimentación y su experiencia. Señala que los remedios producen una enfermedad artificial similar a la que sufre el enfermo, pero que es más intensa, anulando así la enfermedad natural al modificar la fuerza vital. Como esta enfermedad artificial es corta en el tiempo, el organismo recupera su fuerza vital y de nuevo su salud.

Relación entre enfermedades (30-51)

#Hahnemann nos describe  en el #Organon cómo reacciona el organismo cuando concurren 2 enfermedades en un paciente y se basa en varias evidencias:

  • Cuando en un mismo paciente confluyen dos enfermedades naturales no semejantes, y la más fuerte es la que padece el paciente de forma habitual, ésta no permite que la nueva enfermedad se manifieste.
  • La enfermedad natural, causada por un agente mórbido, afecta sólo a las personas que son susceptibles, mientras que las enfermedades artificiales patogenésicas, causadas por los remedios homeopáticos afectan a cualquier persona, luego la enfermedad patogenésica es más fuerte que la enfermedad natural.
  • Cuando en un mismo paciente confluyen dos enfermedades naturales no semejantes, si la que es nueva es más fuerte, ésta se manifiesta  haciendo desaparecer los síntomas de la enfermedad que el paciente tenía, hasta que la primera desaparece y la antigua vuelve a aparecer. Esto es algo que se ve en la consulta diaria y #Hahnemann explica numerosos casos que así lo demuestran.
  • Si persisten dos enfermedades distintas por largo tiempo, que una no anula a la otra, las dos enfermedades pueden formar una enfermedad compleja en la cual cada enfermedad afecta a los órganos más sensibles para cada enfermedad.
  • Cuando dos enfermedades similares convergen en un organismo, es decir, cuando a la enfermedad ya presente se suma otra similar y más fuerte,  vemos cómo la naturaleza puede obrar la cura y recibimos así una lección sobre cómo debe proceder el hombre para curar a las enfermedades.

Alopatía, Homeopatía y Enantopatía (52-63)

#Hahnemann habla de 3 métodos terapéuticos:

    • La alopatía: medicina que utiliza medicamentos que producen síntomas distintos o diferentes a los que tiene la enfermedad que quiere curar.
    • La homeopatía: medicina que utiliza medicamentos que producen síntomas semejantes a los que tiene la enfermedad que quiere curar.

 “Hay dos métodos principales de curar: el que está basado sobre una observación cabal de la naturaleza, sobre la experimentación cuidadosa y sobre la experiencia pura, el homeopático (y al que jamás, hasta hoy, se usó conscientemente) y el otro método, el heteropático o alopático, en el que no se procede así. Ambos se oponen recíprocamente.

    • La enantiopatía: medicina que utiliza medicamentos con la ley de curación por los contrarios (se tratan sólo los síntomas con medicamentos  antipáticos). Es una medicina paliativa y un tratamiento sintomático, que no mejora al enfermo más que temporalmente.

 Acción primaria y acción secundaria (64- 71)

#Hahnemann explica que los medicamentos homeopáticos provocan una acción en el organismo y que nuestra fuerza vital, reacciona oponiéndose a esa acción del medicamento, poniendo en marcha así el mecanismo de curación.

“Todo agente que actúa sobre la vitalidad, toda medicina, perturba en más o en menos a la fuerza vital y provoca cierta alteración en la salud del individuo durante un periodo más o menos extenso. A esto se denomina acción primaria. Aun cuando sea producto del poder medicinal y del de la fuerza vital conjugados, ella se debe fundamentalmente al primero”.

“A su acción nuestra fuerza vital intenta oponer su propia energía. Esta acción resistente es una propiedad, verdaderamente es una acción automática, del poder que preserva nuestra vida y merece el nombre de acción secundaria o acción reactiva”.

A este respecto, el #Organon recoge varios ejemplos cotidianos, como  cuando un brazo se ha mantenido durante mucho tiempo en agua fría,  al principio estará mucho más frío y pálido que el otro (acción primaria)  pero una vez retirado del agua fría y secado,  alcanzará una temperatura mayor que la del otro brazo,  rojez e inflamación (acción secundaria, reacción de la fuerza vital).

En el parágrafo 68 del #Organon, #Hahnemann señala que:

“las medicinas homeopáticas administradas a dosis infinitesimales, son suficientes para provocar la reacción secundaria del organismo con una acción primaria suficiente”.

Esto es importante porque nos ayuda a comprender que la homeopatía es una medicina reactiva, y que los medicamentos homeopáticos ejercen su capacidad curativa, no por un mecanismo de acción directo (como ocurre con los fármacos) sino por un mecanismo de reacción del organismo, como respuesta al medicamento homeopático.

#Hahnemann deduce que el ejercicio de curar está comprendido en 3 puntos:

  1.  conocer los síntomas de la enfermedad que queremos curar (recordar, que esto implica los síntomas de la enfermedad de la medicina convencional + los síntomas peculiares del paceinte)
  2. conocer la materia médica (es decir el compendio de medicamentos estudiados patogenésicamente) y
  3. conocer el método homeopático de elección del medicamento, adecuado a cada paciente.

En otro post seguiré hablando de lo que nos enseña  #Organon.

Si te pareció interesante, compártelo. gracias.

 

EL MEDICAMENTO HOMEOPÁTICO

Hay 4 grandes diferencias entre el fármaco y el medicamento homeopático.

Estas diferencias son las siguientes:

1).  El fármaco generalmente se desarrolla a partir de moléculas químicas de investigación en los laboratorios. El medicamento homeopático parte de elementos naturales del reino mineral, vegetal y animal.

  • Muchos de los medicamentos que utiliza la farmacología se obtuvieron primeramente de productos naturales como plantas (digital,  secale cornutum,  ipeca, sabal serrulata  etc) o minerales (mercurio, oro etc), se han utilizado en medicina por sus efectos terapéuticos en dosis ponderales desde la época de Hahnemann. Las moléculas químicas naturales fueron evolucionando en la industria farmacéutica a moléculas no naturales de investigación farmacológica.
  • El medicamento homeopático se basa también en la utilización de diferentes cepas naturales que son  plantas,  minerales y  sustancias de origen animal, pero no por su composición química, pues se utilizan diluciones donde la química no es valorable. Existen más de 3000 medicamentos homeopáticos elaborados a partir de plantas, pero la Homeopatía presenta una gran diferencia con la medicina Naturista donde algunos la quieren incluir.
  • Un profesor, médico naturista, me dio una vez la definición de medicina Naturista como la medicina que trata las enfermedades de forma natural utilizando elementos naturales como son los alimentos, las plantas, el sol, el agua y el barro. Tanto los alimentos como las plantas se utilizan por los principios activos que producen reacciones fisiológicas  y terapéuticas en el organismo del ser humano, y por lo tanto actúan  por su composición química y bioquímica. Es por eso que a veces existen interacciones químicas entre algunos fármacos y la utilización de algunas plantas o alimentos.
  • Por otra parte, el medicamento homeopático requiere de un proceso elaborado y metódico en su fabricación que lo aleja completamente del concepto del naturismo y de la acción farmacológica natural de las plantas que utiliza.

2). Una de las principales diferencias es que  la farmacología utiliza  medicamentos en dosis ponderables y la homeopatía  utiliza medicamentos diluidos y potenciados.

  • El método homeopático de fabricación requiere dos procesos para convertir un producto natural en el medicamento homeopático como Hahnemann lo desarrolló: la dilución y la sucusión. Estos dos procedimientos son imprescindibles en la fabricación de los medicamentos homeopáticos, aunque haya diferentes métodos de dilución. Pero en todos ellos, la sucusión debe estar presente como elemento diferenciador de la dilución homeopática frente a la dilución química.
  • La sucusión se realiza con un golpe seco del frasco de la preparación sobre una superficie almohadillada de forma repetida (100 veces) lo que confiere un cambio energético y físicoquímico de la dilución. Hahnemann habla de potenciación de la dilución.
  •  La fabricación del medicamento homeopático está completamente regulada por las farmacopeas homeopáticas europeas (francesa y alemana) y de otros países.
  • En el Organon de  la Medicina Racional. Hahnemann describe cómo es el método homeopático para preparar diluciones centesimales (CH significa centesimal hahnemaniana) y las diluciones cincuentamilesimales  (LM son conocidas como diluciones cincuentamilesimal que  fueron descritas en la Sexta edición del Organon).
  •  Hahnemann describió 9 reglas en la preparación de las cepas de los medicamentos homeopáticos según sea su origen animal, vegetal o mineral y según se los materiales que se utilizaban plantas verdes, líquidos, minerales etc. Las nueve reglas son para preparar las cepas de forma adecuada para poderlas utilizar después como base de las diluciones homeopáticas. Estas 9 reglas, Hahnemann  las dejó escritas en dos libros: MATERIA MÉDICA PURA  y en el libro LAS ENFEMEDADES CRÓNICAS.
  •  Fabricación de la dilución CH, Centesimal Hahnemanianna, en su denominación clásica, también llamada C entre homeópatas anglosajones. Hahnemann trabajó y explicó esta dilución en las cinco primeras ediciones del Organon de la Medicina. En un recipiente de 100 cc. se pone 1 cc. de la TM y se completa con 99 cc. de alcohol de 70º después se dinamiza con 100 sucusiones. Al finalizar la dinamización ya hemos obtenido  la primera dilución centesimal = 1 CH. De esta dilución 1 CH tomamos 1 cc  y se mezcla con 99 cc de alcohol de 70º y después de la dinamización (100 sucusiones), obtenemos la dilución  2CH, y así sucesivamente.
  •  La dilución DH, Decimal Hahnemanianna, en su denominación clásica, también llamada X en su denominación anglosajona. Fue desarrollada por Hering. En un recipiente de 10 cc. se pone 1 cc. de la TM y se completa con 9 cc. de alcohol de 70º, después se dinamiza y hemos obtenido así la primera dilución decimal = 1 DH. A partir de ésta se obtienen la 2 DH y sucesivas repitiendo los pases como en las CH pero en diluciones de 10 cc en lugar de 100cc.
  •  Las diluciones LM, Cincuenta Milesimal, fueron detalladamente explicadas por Hahnemann en su sexta edición del Organon de la Medicina.  Es un método muy complejo que desarrolló Hahnemann para evitar las reacciones que producen a veces las diluciones CH.
  • En algunos países de América del Sur las LM se llaman  O, (O12)  que representa simbólicamente el glóbulo único utilizado en cada pasaje para lograr la dilución. También se conoce por las letras QM (QM12).
  • Hay otra dilución homeopática que no fue desarrollada por Hahnemann pero si por uno de  sus alumnos y amigo el Dr Korsakov, son las diluciones  K, (Korsakovianas) y  también conocidas como el método del frasco único. Para realizarlas se utiliza el mismo recipiente siempre. En un recipiente de 100 ml. de capacidad, se llena primero con 100 ml. de TM, una vez hecha esta operación, se vacia, gracias a las fuerzas de absorción y adherencia, queda aproximadamente 1 ml de TM, posteriormente en ese mismo recipiente se añaden alcohol hasta enrasar a 100 ml., se dinamiza obteniéndose así la 1K y a partir de aquí se repite el mismo mecanismo, es decir, se vacía el frasco, se enrasa de nuevo con 100 ml de alcohol y se vuelve a dinamizar. Para obtener la 2 K y así sucesivamente. Las diluciones K se suelen utilizar a la 6k ,30k, 200k,1000 K, 10.000k, 100.000k o incluso mayores diluciones.

3).  El nombre de los medicamentos homeopáticos tiene un significado diferente al de los fármacos habituales.

  • Todos sabemos que un antibiótico como la amoxicilina o un analgésico como el paracetamol se recetan con una cantidad el nombre del medicamento y la dosis habitualmente en mg  que lleva cada sobre, comprimido o cápsula (500 mg, 1 gramo etc).  Esa es la dosis del medicamento y está relacionada con la potencia farmacológica del producto, cuanto más alta la cantidad de fármaco en cada comprimido, más fuerte (se dice) es el medicamento. Pero no sólo la acción terapéutica sino también la toxicidad se relacionan con la cantidad. Si sobrepasamos un límite el fármaco supera los rangos de acción farmacológica y se vuelve tóxico para el organismo.
  • En el medicamento homeopático el número que aparece al lado del nombre del medicamento nos dice las veces que se ha realizado un método de dilución homeopático. Esto significa que ponderalmente la cantidad del medicamento es menor a medida que aumenta el número. (Ej Arnica montana 4 CH, tiene más cantidad de la planta de Arnica en su dilución que Arnica montana 7 CH, que está mucho más diluida). El método que se utiliza viene descrito en las letras que siguen al número de diluciones. (CH, DH, K LM J). Pero a diferencia del fármaco, en el medicamento homeopático,  un número mayor significa que es cada vez menos concentrado y por lo tanto más alejado de la toxicidad. Y otra diferencia es que la dilución homeopática nos permite trabajar en diversos niveles: como drenador, como tratamiento a nivel físico o como tratamiento a nivel emocional, mental o global.

4).  La cuarta gran diferencia entre los medicamentos farmacológicos y los medicamentos homeopáticos es su presentación farmacológica.

  • Cuando hablamos de Homeopatía, muchas personas dicen “Ah sí, eso de las bolitas”. Los medicamentos homeopáticos se dispensan en tubos que contienen gránulos que son las “bolitas que dice la gente” con un tamaño de 2 mm de diámetro cada gránulo aproximadamente y de glóbulos que son más pequeños que los gránulos entre 0,5 y 1 mm de diámetro.
  • Los gránulos y los glóbulos son de sacarosa y lactosa y están impregnados del medicamento homeopático. Por eso las “bolitas” son todas blancas, del mismo tamaño  y saben igual a diferencia de los fármacos. Lo que cambia es la dilución del medicamento que queda impregnada en cada bolita y que es la medicación homeopática que está escrita en el tubo con la dilución a la que está preparada, por ejemplo Arnica montana 7 CH.
  • Aunque los medicamentos homeopáticos se suelen recetar en tubos de gránulos y de glóbulos, también se pueden utilizar en gotas, comprimidos, jarabes y cremas.

Si te parece interesante, comparte con otros.

 

El poderoso efecto terapéutico de los placebos

El poderoso efecto terapéutico de los placebos sorprende y atrae, cada vez más, a numerosos investigadores de diversos países, que están demostrando una realidad contundente: los placebos provocan efectos reales fisiológicos y terapéuticos.

 

¿QUÉ ES UN PLACEBO?

Un  placebo es una sustancia inerte o un procedimiento simulado.

El efecto placebo es una respuesta beneficiosa en el paciente que aparece después de la administración de un placebo.

Al principio se usaban placebos para complacer a los pacientes y realmente se creía que no tenían ningún efecto real sobre la enfermedad.

Parece ser que la primera vez que se utilizó un placebo  en una investigación clínica fue en un  ensayo realizado en el año 1931, cuando una droga conocida como sanocrysin se comparó con agua destilada en el tratamiento de la tuberculosis.

Ya en la década de 1950 y 1960 los científicos han utilizado placebos en la investigación de los medicamentos. Los pacientes toman un medicamento, pero sin saber cada uno lo que toma. Unos toman realmente esa sustancia que se estudia y otros toman placebo. Así, si el medicamento es efectivo, los pacientes que lo han tomado mejorarán mucho más que los que tomaron placebo. Y esto confirma que el medicamento es efectivo.

Pero después de muchos estudios diferentes, varios autores se dieron cuenta  que alrededor del 30% o el 35% de pacientes mejoraban con el placebo. Además los placebos podían actuar  y mejorar a pacientes con muchas enfermedades distintas. Eso era muy interesante y despertó su curiosidad.

En los últimos 20 años se están realizando estudios para saber cómo funcionan los placebos. ¿porqué actúan en cualquier enfermedad?, ¿porqué hay personas que mejoran con el efecto placebo y otras no? ¿hay sólo un cambio en las sensaciones o también hay un cambio a nivel físico? ¿qué provoca los efectos placebo?

PLACEBOS ESTUDIADOS

Ya se sabe que aunque nuestra idea del placebo es una pastilla, hay más elementos que se pueden utilizar como placebos. Se han investigado diferentes placebos:

  • las pastillas de azúcar,
  • las cremas refrescantes,
  • las inyecciones de suero fisiológico,
  • las agujas de acupuntura
  • los equipos de ultrasonido desconectados
  • los simulacros de operaciones quirúrgicas. (La falsa cirugía, la cirugía que en realidad es placebo. Se ha practicado en algunos ensayos clínicos, donde tras realizar una incisión a los pacientes se los volvía a coser sin ninguna intervención más. Los pacientes mejoraban igual que los que si habían sido operados).

Se ha comprobado en diversos estudios que el efecto placebo se relaciona con diversos factores:

  • Número de pastillas
    • dos píldoras funcionan mejor que una sola
    • cuatro, todavía mejor
  • Color de pastillas(mejor azul como ansiolítico y amarillo como antidepresivo)
  • Forma de las pastillas: las cápsulas son más eficaces que las píldoras,
  • Vía de administración: las inyecciones van todavía mejor que las cápsulas
  • Tipo de envasado o Marca
  • Precio
  • Expectativas tanto del receptor como del emisor del tratamiento
  • La relación médico- paciente: escuchar largo tiempo a un paciente antes de dar el placebo,
  • Aprendizaje/creencias
  • Información recibida/emitida
  • Comunicación no verbal

(Si quereis ver toda la información ir al siguiente enlace: http://blogfisio.wordpress.com/2012/12/03/efecto-placebonocebo-un-mundo-por-descubrir/).

 

 ¿QUÉ SE SABE AHORA DE LOS PLACEBOS?

 

Se han realizado estudios con  técnicas por imágenes del cerebro como la tomografía por emisión de positrones (TEP) y la resonancia magnética funcional.

Los neurólogos de la Universidad de Michigan han descubierto que cuando una persona cree que va a tomar una medicina, su cerebro activa una región vinculada a la habilidad de experimentar un beneficio o una recompensa, el núcleo accumbens, que segrega dopamina.

En 2005 se demostró que SÓLO PENSAR en un “fármaco” (placebo) que alivia el dolor como los opiáceos, es suficiente para que el cerebro segregue analgésicos naturales, llamados endorfinas.  (http://www.fisica.uh.cu/rationalis/etica-placebo/quitar-dolor/Quitar-dolor-placebo.htm).

Se ha quitado el efecto placebo en estos casos al inyectar Naloxona (bloquea los receptores opiáceos), luego se comprobó la existencia de una respuesta neuroquímica  cerebral en los pacientes que mejoran el dolor con placebo.  

También se ha comprobado, que al administrar otro tipo de placebo como si fuera un antiinflamatorio, el efecto placebo que se obtiene es el de un antinflamatorio y en estos casos no se puede bloquear con naloxona,

Un estudio en  pacientes de Parkinson, demostraba que el efecto placebo se debía a que el cerebro provocaba un aumento de liberación en las neuronas de la dopamina.

En enfermos de Alzehimer, se ha podido comprobar un aumento de la actividad de la corteza prefrontal del cerebro reforzando la memoria.

Otros estudios identifican mecanismos del efecto placebo en diferentes niveles:

1. sistema inmune (con aumento de linfocitos, interleucinas,…)

2. sistema endocrino (cortisol, hormona del crecimiento,…).

También se sabe ya que en los pacientes que no saben cuando se les administra morfina por ejemplo, se pierde la mitad de la eficacia analgésica y lo mismo ocurre con otros analgésicos.

 

PRESENTE Y FUTURO DE LOS PLACEBOS

En la revista médica The Lancet de Mayo del 2010 se publica un artículo con el siguiente título:

Efecto placebo: novedades biológicas, clínicas y éticas. Evaluación de los conocimientos actuales sobre los mecanismos del placebo. ¿Habrá que reconsiderar si el efecto placebo es aplicable a la práctica clínica?”.

Lancet 2010; 375:686-95.

 

Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Rochester: proponían combinar fármacos y placebo para combatir enfermedades crónicas como el asma, la psoriasis o la esclerosis múltiple.

El neurólogo turinés,  Fabrizio Benedetti ha puesto de manifiesto que el uso complementario de medicamentos sin principios activos acelera el proceso de curación mucho más que si se deja a la enfermedad seguir su curso natural.

El Dr Robert Buckman, especialista en terapias para el tratamiento del cáncer en el hospital Princess Margret de Toronto dice

El placebo es un medio curativo extraordinario. Los placebos influyen sobre casi todos los síntomas y benefician al menos a un tercio de los pacientes que los reciben. No tienen efectos secundarios de importancia y pueden suministrarse en muy pequeñas dosis. Son los medicamentos más eficaces, seguros, baratos y fáciles de administrar.”

 

Algunos autores han encontrado que los placebos funcionan incluso cuando se dan sin engañar a la persona. Se les daba placebo a los participante advirtiéndoles que era un placebo pero que se había demostrado eficaz en el tratamiento y que les podía ayudar en su enfermedad. A pesar de saber que no era un medicamento activo, en muchos pacientes se producía un efecto beneficioso.

 

LA VERDADERA CAUSA DEL EFECTO PLACEBO

Leyendo estos artículos me ha llamado poderosamente la atención que el efecto placebo provoca una reacción específica en el organismo. Esta respuesta corresponde, de forma específica, a la respuesta que el organismo debe realizar para la curación de esa enfermedad concreta.

 

 

ESTA ES LA CLAVE: EL PENSAMIENTO DEL PACIENTE

 

El Profesor Irving Kirsch que fue entrevistado por el profesor Punset en el programa REDES (http://www.rtve.es/alacarta/videos/redes/redes-poder-del-efecto-placebo/1590482/),  sugiere que lo que esperan las personas es lo que cuenta en realidad. Dice

“nuestra manera de ver las cosas (lo que vemos al mirarlas) y, sobre todo, la manera en la que nos sentimos depende en gran parte de lo que pensamos que sentiremos, de lo que anticipamos, de lo que esperamos, de lo que creemos.”

 

También habla de la teoría de la indefensión aprendida que postula que las expectativas de resultados negativos nos lleva a la tristeza y que  el optimismo aprendido,  es decir, aprender a esperar buenos resultados,  nos ayuda no solamente a recuperarnos, sino también a evitar nuevos episodios de depresión.

El Dr. Mario Alonso Puig explica que

“sabemos que la confianza en uno mismo, el entusiasmo y la ilusión tienen la capacidad de favorecer las funciones superiores del cerebro”

Según este doctor ”

Se sabe que el  distrés (sensación de agobio permanente), produce cambios muy sorprendentes en el funcionamiento del cerebro y en la constelación hormonal. Tiene la capacidad de lesionar neuronas de la memoria y del aprendizaje localizadas en el hipocampo. Y afecta a nuestra capacidad intelectual porque deja sin riego sanguíneo aquellas zonas del cerebro más necesarias para tomar decisiones adecuadas.

Este médico recomienda poner la atención en la respiración abdominal para provocar cambios en el cerebro. El resultado de esta práctica es que se favorece la secreción de hormonas como la serotonina y la endorfina y mejora la sintonía de ritmos cerebrales entre los dos hemisferios. Esto tiene  la capacidad de serenar nuestro estado mental.

El Dr WALTER Brown , psiquiatra de la Universidad de Tufs reconoce que

“nuestros pensamientos se traducen en un cambio real en el cerebro”

 

Y esto es lo que dice también el Dr Escudero. Nuestros pensamientos nos provocan una respuesta biológica global que será positiva o negativa según sea el pensamiento. Segúa el Dr. Escudero, la respiración abdominal nos lleva a recuperar el predominio parasimpático, lo cual reduce inmediatamente la sensación de estrés y nos lleva a una situación de normalidad. Pero igualmente se activa llenando muestra boca con saliva.

La noesiterapia utiliza el mecanismo inconsciente del efecto placebo (nuestro pensamiento) para actuar directamente en nuestro cerebro, pero de forma consciente y calmar el dolor y otras disfunciones. Esto fue tema de otro post anterior:  http://homeopatiaymedicinascomplementarias.com/adios-al-dolor/

 

EFECTO PLACEBO Y HOMEOPATÍA

Aunque el efecto placebo es el arma que utilizan los escépticos para desacreditar el efecto terapéutico de la Homeopatía, quiero hacer sólo dos puntualizaciones.

1. aunque sólo fuera por efecto placebo (que ya demuestra una reacción química en el organismo), el resultado es muchas veces mejor que con la farmacología.

2. me gustaría que alguien me explicara que efecto placebo se puede argumentar en los estudios que se realizan con investigaciones celulares como las que están publicando los Drs. Banerjii. (http://homeopatiaymedicinascomplementarias.com/homeopatia-en-el-tratamiento-del-cancer/.

 

CONCLUSIÓN

Para acabar espero que este artículo os haga pensar en el poderoso poder terapéutico de los placebos que todos tenemos, pues es el poder de nuestros pensamientos con su capacidad de generarnos la autocuración.

Espero vuestros comentarios. Un abrazo.