Archivo de la etiqueta: Pensamientos

El poderoso efecto terapéutico de los placebos

El poderoso efecto terapéutico de los placebos sorprende y atrae, cada vez más, a numerosos investigadores de diversos países, que están demostrando una realidad contundente: los placebos provocan efectos reales fisiológicos y terapéuticos.

 

¿QUÉ ES UN PLACEBO?

Un  placebo es una sustancia inerte o un procedimiento simulado.

El efecto placebo es una respuesta beneficiosa en el paciente que aparece después de la administración de un placebo.

Al principio se usaban placebos para complacer a los pacientes y realmente se creía que no tenían ningún efecto real sobre la enfermedad.

Parece ser que la primera vez que se utilizó un placebo  en una investigación clínica fue en un  ensayo realizado en el año 1931, cuando una droga conocida como sanocrysin se comparó con agua destilada en el tratamiento de la tuberculosis.

Ya en la década de 1950 y 1960 los científicos han utilizado placebos en la investigación de los medicamentos. Los pacientes toman un medicamento, pero sin saber cada uno lo que toma. Unos toman realmente esa sustancia que se estudia y otros toman placebo. Así, si el medicamento es efectivo, los pacientes que lo han tomado mejorarán mucho más que los que tomaron placebo. Y esto confirma que el medicamento es efectivo.

Pero después de muchos estudios diferentes, varios autores se dieron cuenta  que alrededor del 30% o el 35% de pacientes mejoraban con el placebo. Además los placebos podían actuar  y mejorar a pacientes con muchas enfermedades distintas. Eso era muy interesante y despertó su curiosidad.

En los últimos 20 años se están realizando estudios para saber cómo funcionan los placebos. ¿porqué actúan en cualquier enfermedad?, ¿porqué hay personas que mejoran con el efecto placebo y otras no? ¿hay sólo un cambio en las sensaciones o también hay un cambio a nivel físico? ¿qué provoca los efectos placebo?

PLACEBOS ESTUDIADOS

Ya se sabe que aunque nuestra idea del placebo es una pastilla, hay más elementos que se pueden utilizar como placebos. Se han investigado diferentes placebos:

  • las pastillas de azúcar,
  • las cremas refrescantes,
  • las inyecciones de suero fisiológico,
  • las agujas de acupuntura
  • los equipos de ultrasonido desconectados
  • los simulacros de operaciones quirúrgicas. (La falsa cirugía, la cirugía que en realidad es placebo. Se ha practicado en algunos ensayos clínicos, donde tras realizar una incisión a los pacientes se los volvía a coser sin ninguna intervención más. Los pacientes mejoraban igual que los que si habían sido operados).

Se ha comprobado en diversos estudios que el efecto placebo se relaciona con diversos factores:

  • Número de pastillas
    • dos píldoras funcionan mejor que una sola
    • cuatro, todavía mejor
  • Color de pastillas(mejor azul como ansiolítico y amarillo como antidepresivo)
  • Forma de las pastillas: las cápsulas son más eficaces que las píldoras,
  • Vía de administración: las inyecciones van todavía mejor que las cápsulas
  • Tipo de envasado o Marca
  • Precio
  • Expectativas tanto del receptor como del emisor del tratamiento
  • La relación médico- paciente: escuchar largo tiempo a un paciente antes de dar el placebo,
  • Aprendizaje/creencias
  • Información recibida/emitida
  • Comunicación no verbal

(Si quereis ver toda la información ir al siguiente enlace: http://blogfisio.wordpress.com/2012/12/03/efecto-placebonocebo-un-mundo-por-descubrir/).

 

 ¿QUÉ SE SABE AHORA DE LOS PLACEBOS?

 

Se han realizado estudios con  técnicas por imágenes del cerebro como la tomografía por emisión de positrones (TEP) y la resonancia magnética funcional.

Los neurólogos de la Universidad de Michigan han descubierto que cuando una persona cree que va a tomar una medicina, su cerebro activa una región vinculada a la habilidad de experimentar un beneficio o una recompensa, el núcleo accumbens, que segrega dopamina.

En 2005 se demostró que SÓLO PENSAR en un “fármaco” (placebo) que alivia el dolor como los opiáceos, es suficiente para que el cerebro segregue analgésicos naturales, llamados endorfinas.  (http://www.fisica.uh.cu/rationalis/etica-placebo/quitar-dolor/Quitar-dolor-placebo.htm).

Se ha quitado el efecto placebo en estos casos al inyectar Naloxona (bloquea los receptores opiáceos), luego se comprobó la existencia de una respuesta neuroquímica  cerebral en los pacientes que mejoran el dolor con placebo.  

También se ha comprobado, que al administrar otro tipo de placebo como si fuera un antiinflamatorio, el efecto placebo que se obtiene es el de un antinflamatorio y en estos casos no se puede bloquear con naloxona,

Un estudio en  pacientes de Parkinson, demostraba que el efecto placebo se debía a que el cerebro provocaba un aumento de liberación en las neuronas de la dopamina.

En enfermos de Alzehimer, se ha podido comprobar un aumento de la actividad de la corteza prefrontal del cerebro reforzando la memoria.

Otros estudios identifican mecanismos del efecto placebo en diferentes niveles:

1. sistema inmune (con aumento de linfocitos, interleucinas,…)

2. sistema endocrino (cortisol, hormona del crecimiento,…).

También se sabe ya que en los pacientes que no saben cuando se les administra morfina por ejemplo, se pierde la mitad de la eficacia analgésica y lo mismo ocurre con otros analgésicos.

 

PRESENTE Y FUTURO DE LOS PLACEBOS

En la revista médica The Lancet de Mayo del 2010 se publica un artículo con el siguiente título:

Efecto placebo: novedades biológicas, clínicas y éticas. Evaluación de los conocimientos actuales sobre los mecanismos del placebo. ¿Habrá que reconsiderar si el efecto placebo es aplicable a la práctica clínica?”.

Lancet 2010; 375:686-95.

 

Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Rochester: proponían combinar fármacos y placebo para combatir enfermedades crónicas como el asma, la psoriasis o la esclerosis múltiple.

El neurólogo turinés,  Fabrizio Benedetti ha puesto de manifiesto que el uso complementario de medicamentos sin principios activos acelera el proceso de curación mucho más que si se deja a la enfermedad seguir su curso natural.

El Dr Robert Buckman, especialista en terapias para el tratamiento del cáncer en el hospital Princess Margret de Toronto dice

El placebo es un medio curativo extraordinario. Los placebos influyen sobre casi todos los síntomas y benefician al menos a un tercio de los pacientes que los reciben. No tienen efectos secundarios de importancia y pueden suministrarse en muy pequeñas dosis. Son los medicamentos más eficaces, seguros, baratos y fáciles de administrar.”

 

Algunos autores han encontrado que los placebos funcionan incluso cuando se dan sin engañar a la persona. Se les daba placebo a los participante advirtiéndoles que era un placebo pero que se había demostrado eficaz en el tratamiento y que les podía ayudar en su enfermedad. A pesar de saber que no era un medicamento activo, en muchos pacientes se producía un efecto beneficioso.

 

LA VERDADERA CAUSA DEL EFECTO PLACEBO

Leyendo estos artículos me ha llamado poderosamente la atención que el efecto placebo provoca una reacción específica en el organismo. Esta respuesta corresponde, de forma específica, a la respuesta que el organismo debe realizar para la curación de esa enfermedad concreta.

 

 

ESTA ES LA CLAVE: EL PENSAMIENTO DEL PACIENTE

 

El Profesor Irving Kirsch que fue entrevistado por el profesor Punset en el programa REDES (http://www.rtve.es/alacarta/videos/redes/redes-poder-del-efecto-placebo/1590482/),  sugiere que lo que esperan las personas es lo que cuenta en realidad. Dice

“nuestra manera de ver las cosas (lo que vemos al mirarlas) y, sobre todo, la manera en la que nos sentimos depende en gran parte de lo que pensamos que sentiremos, de lo que anticipamos, de lo que esperamos, de lo que creemos.”

 

También habla de la teoría de la indefensión aprendida que postula que las expectativas de resultados negativos nos lleva a la tristeza y que  el optimismo aprendido,  es decir, aprender a esperar buenos resultados,  nos ayuda no solamente a recuperarnos, sino también a evitar nuevos episodios de depresión.

El Dr. Mario Alonso Puig explica que

“sabemos que la confianza en uno mismo, el entusiasmo y la ilusión tienen la capacidad de favorecer las funciones superiores del cerebro”

Según este doctor ”

Se sabe que el  distrés (sensación de agobio permanente), produce cambios muy sorprendentes en el funcionamiento del cerebro y en la constelación hormonal. Tiene la capacidad de lesionar neuronas de la memoria y del aprendizaje localizadas en el hipocampo. Y afecta a nuestra capacidad intelectual porque deja sin riego sanguíneo aquellas zonas del cerebro más necesarias para tomar decisiones adecuadas.

Este médico recomienda poner la atención en la respiración abdominal para provocar cambios en el cerebro. El resultado de esta práctica es que se favorece la secreción de hormonas como la serotonina y la endorfina y mejora la sintonía de ritmos cerebrales entre los dos hemisferios. Esto tiene  la capacidad de serenar nuestro estado mental.

El Dr WALTER Brown , psiquiatra de la Universidad de Tufs reconoce que

“nuestros pensamientos se traducen en un cambio real en el cerebro”

 

Y esto es lo que dice también el Dr Escudero. Nuestros pensamientos nos provocan una respuesta biológica global que será positiva o negativa según sea el pensamiento. Segúa el Dr. Escudero, la respiración abdominal nos lleva a recuperar el predominio parasimpático, lo cual reduce inmediatamente la sensación de estrés y nos lleva a una situación de normalidad. Pero igualmente se activa llenando muestra boca con saliva.

La noesiterapia utiliza el mecanismo inconsciente del efecto placebo (nuestro pensamiento) para actuar directamente en nuestro cerebro, pero de forma consciente y calmar el dolor y otras disfunciones. Esto fue tema de otro post anterior:  http://homeopatiaymedicinascomplementarias.com/adios-al-dolor/

 

EFECTO PLACEBO Y HOMEOPATÍA

Aunque el efecto placebo es el arma que utilizan los escépticos para desacreditar el efecto terapéutico de la Homeopatía, quiero hacer sólo dos puntualizaciones.

1. aunque sólo fuera por efecto placebo (que ya demuestra una reacción química en el organismo), el resultado es muchas veces mejor que con la farmacología.

2. me gustaría que alguien me explicara que efecto placebo se puede argumentar en los estudios que se realizan con investigaciones celulares como las que están publicando los Drs. Banerjii. (http://homeopatiaymedicinascomplementarias.com/homeopatia-en-el-tratamiento-del-cancer/.

 

CONCLUSIÓN

Para acabar espero que este artículo os haga pensar en el poderoso poder terapéutico de los placebos que todos tenemos, pues es el poder de nuestros pensamientos con su capacidad de generarnos la autocuración.

Espero vuestros comentarios. Un abrazo.

 

¡¡¡ ADIÓS AL DOLOR !!!!

Sí así es. Podemos decir adiós al dolor sin inyecciones, sin pastillas, sin parches, sin anestesia. 

La semana pasada estuve en Valencia en un curso de Noesiterapia y Noesiología.

El curso se hizo en el Centro de Noesiterapia del Dr. Escudero, el descubridor de este conocimiento.

En 1972, el Dr. Escudero realizó la primera cirugía sin anestesia química y desde entonces lleva más de 40 años operando a los pacientes mientras mantiene con ellos una agradable conversación.

Yo había oído que había un médico que operaba sin anestesia y siempre pensé que utilizaba hipnosis o sofrología. También había escuchado que hacía partos sin dolor.

Me llamaba la curiosidad y hace 3 semanas entré en internet. Encontré su página web, su blog y muchos vídeos en you tube sobre la noesiterapia y el Dr. Escudero.

Mi sorpresa fue cuando vi los vídeos, lo sencillo que es lo que éste gran médico realiza y enseña y cómo podemos ayudar a disminuir o a borrar del todo, tanto el dolor agudo como el dolor crónico y ………..muchas más cosas.

Al día siguiente, llegó a mi consulta una mujer con fibromialgia y un dolor muy localizado en la clavícula derecha. Haciendo noesiterapia, se fue sin dolor. Las dos nos quedamos sorprendidas y alucinadas.

Yo esperaba que mejorara, pero el dolor desapareció!!.

Animada, me apunté al curso y si los vídeos me sorprendieron, la demostración en vivo y en directo que hizo con 4 embarazadas fue tan real y tan clara, que no te deja ninguna duda de la efectividad y de la eficacia de la noesiterapia.

Y os estaréis preguntando “Y eso ¿qué es?” 

Pues simplemente es: curación por el pensamiento.

Yo había leído a Louise Hay hace muchos años. Incluso “receto” sus libros en mi consulta (Usted puede sanar su vida y El Poder está dentro de tí). Ella dice lo mismo que “El Secreto” o que “Creando a Matisse” (por cierto os lo recomiendo).

El pensamiento positivo para mejorar la vida y cambiarnos es algo que conozco, entiendo y utilizo en muchos momentos.

He experimentado muchas cosas sorprendentes, pero la Noesiterapia me está demostrando quienes somos realmente. Quizás porque hay una explicación fisiológica de por qué el cuerpo reacciona tan rápidamente a la orden que le damos. Y eso me entusiasma.

No es magia. No es placebo. No es “comecoco”.

El efecto de analgesia es real, rápido e increíble.

 

Y funciona en todas las personas porque es una capacidad que todos tenemos: la de pensar adecuadamente preparando nuestro cuerpo con una técnica tan sencilla como llenar nuestra boca de saliva líquida y agradable. 

Pensar adecuadamente significa utilizar las palabras que representan lo que queremos: estar bien, bienestar, tranquilidad, buena salud, total recuperación. ¿Parece sencillo verdad?.

El problema es que estamos acostumbrados a mandarnos continuamente mensajes contrarios a lo que queremos: “cómo me duele”, “desde siempre tengo este dolor”, “pero si me han dicho que es para siempre”, “es imposible que me mejore”, “ya me he acostumbrado a vivir con mi  dolor”, “es que soy fibromiálgica”, “tu sí pero seguro que yo no puedo quitármelo”.

COMO CREES , ES.

 

Es por eso que algo tan sencillo, no sepamos hacerlo bien. Que en lugar de ayudarnos, nos perjudiquemos. Que tenemos más dolor y más sufrimiento porque continuamente hablamos del dolor y del sufrimiento.

Creamos con el pensamiento tanto lo que queremos, como lo que no queremos. Si  somos conscientes de lo que pensamos recuperamos nuestro poder de sanación. Si pensamos en la enfermedad, aunque no queramos sufrirla, ahí estará y cada vez peor.

No quiero decir con esto que podamos curar todo, pero que ayudamos a no curarnos sí. Tenemos un gran poder del que no nos sentimos dignos y lo rechazamos.

Por eso el Doctor Escudero, con el bisturí en la mano, demuestra de forma irrefutable, que tenemos este poder y que podemos  utilizar nuestro pensamiento para nuestro propio beneficio, ya sea quitar el dolor, dormir, mejorar la salud, recuperar la autoestima o lo que sea.

Él mismo es la mejor representación del conocimiento que transmite. Un hombre de más de 80 años, con más energía que yo, supervital y disfrutando de la vida, trabajando todo el tiempo, creando, investigando y enseñando. Es el vivo ejemplo de que no es la edad lo que envejece.

Pero hoy os aseguro que no hablo por los vídeos que he visto, ni por las explicaciones que da en su libro, en el curso o en las conferencias.

Os hablo desde mi poca experiencia y desde mi sorpresa continua con los pacientes, con mi familia  y en mi misma. Y esta corta experiencia, de apenas 2 semanas  me ha demostrado que sí podemos decir

“ADIOS AL DOLOR”

El Dr. Escudero tiene una frase que me encanta. Dice:

“Los pensamientos son las manos del alma que modelan la vida del  hombre”

Podéis comprobar lo que os digo. Podéis ver su página http://escudero.com/ .

Yo sigo enseñando en mi consulta, a mis pacientes, cómo se pueden ayudar ellos mismos, para quitarse el dolor y  mejorar su calidad de vida.