Archivos mensuales: noviembre 2018

¿Qué pasa con la #Homeopatía?

¿Qué pasa con la #Homeopatía?

En este post os voy a hablar desde el corazón y no desde la mente, para explicaros qué pasa con la #Homeopatía.

La #Homeopatía es Medicina. Me he cansado de hablar de la Homeopatía como una medicina complementaria. Simplemente es Medicina. Es Medicina porque ayuda a los pacientes a mejorarse e incluso curarse de sus enfermedades.

¿ Y por qué se está atacando tanto  a la #Homeopatía? 

Llama la atención que haya tanto ataque orquestado, contra  algo que dicen que sólo es agua.  Si algo no se vende se deja de fabricar. Si algo no funciona desaparece del mercado. Si sólo fuera placebo, los pacientes no volverían de nuevo a la #Homeopatía.

Pero la realidad no es esa.

  1. La #Homeopatía se utiliza por muchos pacientes en muchos países.
  2. Hay asociaciones de pacientes  de Homeopatía que la defienden y la usan
  3. En algunos países se considera medicina oficialmente
  4. Hay estudios científicos que la respaldan
  5. Incluso los medicamentos homeopáticos están regulados por la normativa europea

La pregunta es,  en un país como el nuestro, dónde la Sanidad cubre casi todos los gastos, ¿por qué hay pacientes que pagan las consultas y los tratamientos homeopáticos?. 

¿Será que la Medicina Oficial no les está ayudando a mejorar, a tener menos dolor, a sufrir menos, a tener mejor calidad de vida, a curarse?. Porque eso es lo que buscan con la #Homeopatía, lo que la Medicina Oficial no les está dando.

Y por eso, tanto yo como mis compañeros, hemos buscado en la Homeopatía una herramienta más para poder ayudar a nuestros pacientes. Invertimos tiempo y dinero para seguir aprendiendo porque vemos los  resultados. Y eso, a pesar de que la Homeopatía que hemos utilizado muchos médicos,  sólo ha sido una terapia más, dentro de una consulta de medicinas complementarias.

MEDICINA OFICIAL VERSUS #HOMEOPATÍA

Los médicos dedicamos 6 años mínimo en la Carrera de Medicina y luego, seguir hay que actualizando  los avances de la Medicina en Congresos y Revistas.  Desde que yo terminé la carrera hasta hoy,  los libros de Medicina han cambiado mucho. Se ha profundizado en los mecanismos de las células que se alteran en las enfermedades, en los enzimas y las proteínas relacionados con tal o cual enfermedad, en el estudio de la epigenética y su relación con las causas de las enfermedades, en los métodos diagnósticos y en las clasificaciones de las enfermedades, en mejorar las técnicas quirúrgicas con microcirugías, endoscopias , láser etc y en el aumento de fármacos y de las vacunas.

En estos avances de la ciencia donde miramos las células y cosas aún más pequeñas como son las proteínas, los genes o las enzimas, hemos perdido la visión global del ser humano.  Hemos separado los órganos para diferentes especialistas, separamos el cuerpo físico de las emociones y de la mente y por supuesto, nos hemos olvidado del Alma.

El resultado es una sociedad pluripatológica y plurimedicada, con miedo a la enfermedad y a la muerte, enfermando con patologías crónicas, incluso desde la infancia, con gran pérdida en su calidad de vida y en su humanidad.

Es cierto que los medicamentos químicos tienen que hacer ensayos clínicos,  porque presentan múltiples efectos secundarios. Y  aún así,  son la tercera causa de muerte en Estados Unidos, por lo que dicen algunos estudios. Los laboratorios farmacéuticos obtienen ganancias fabulosas inventando necesidades de medicamentos y de vacunas, que siguen causando muerte y patologías en muchos pacientes. Pero les da igual. “La pela es la pela”.

Cada vez se hacen diagnósticos más exactos de cómo están enfermos nuestros órganos del cuerpo pero, aunque hay tratamientos para los síntomas no son tratamientos que curen  las enfermedades, eso sí, pueden alargarse en el tiempo, porque no van a la causa esencial. Y no van a la causa esencial porque realmente la desconocen y además, no les interesa.

Cada vez hay más voces que se alzan en contra de los trabajos oficialmente científicos en las revistas médicas y hay un movimiento de los pacientes, que se hacen responsables de su salud, que optan por otras terapias y medicinas y entre estas está la #Homeopatía.

¿Y qué tiene de diferente la Homeopatía con respecto a la medicina oficial?
La #Homeopatía, puede, como la medicina oficial, limitarse a tratar sólo los síntomas de las enfermedades. Puede tratar enfermedades, como dice que hace la medicina oficial. Y lo mejor es que puede tratar al enfermo en su totalidad. 
¿Y qué significa esto?

Para comprenderlo os pongo un ejemplo.

Imagínate que te das un golpe y te sale un hematoma, un chichón como a muchos niños. Le das Arnica y desaparece ( le puedes poner crema  de Arnica, o el Stick del Arnidol) y también desaparece porque se reabsorbe el hematoma. Esto es un tratamiento de un síntoma. 

Ahora resulta que empiezas con una diarrea. Tienes retortijones, se oyen ruidos intestinales y vas al baño corriendo porque las heces son líquidas y salen como en escopetazo. Te tomas Podophyllum peltatum y se te cura la diarrea. Aquí ya no es un síntoma, es un cuadro de gastroenteritis que se puede acortar más rápidamente que sólo con la dieta. En este caso no tratamos  un síntoma, estamos tratando la gastroenteritis. 

El medicamento se elige según los síntomas del paciente, si hay este tipo de  diarrea, o si es un cuadro con escasas heces en cada deposición pero que irritan el ano y el paciente siente que está muy enfermo. Tratamos al paciente que manifiesta esa enfermedad de una forma concreta, con el medicamento concreto que le corresponde.

Pero si este cuadro de diarrea  es la manifestación de un síndrome de colon irritable y damos el medicamento que hemos señalado antes, sólo estaremos tratando el síntoma, no la enfermedad. También se cortará la diarrea  ese día,  pero volverá unos días después. ¿Porqué?. Porque probablemente la causa es emocional y requiere un tratamiento completo del paciente y quizás necesite Ignatia u otro remedio profundo y no el tratamiento sintomático que dimos con Podophylum peltatum.

Cuando tratamos al paciente con Síndrome de Colon Irritable estudiando toda su historia clínica, eso incluye sus síntomas físicos, emocionales y mentales, además de sus antecedentes personales y familiares, podemos encontrar el medicamento adecuado para, no sólo tratar, sino curar su síndrome de colon irritable. En este caso estamos tratando al paciente, para curar su colon irritable.

¿Veis la diferencia? ¿Os queda claro?

Esto es porque la  #Homeopatía parte de la comprensión de Ser humano como un todo, donde no se puede separar lo físico de las emociones, de la mente y de la energía vital que todos tenemos.

Funcionamos como un todo y todo en nosotros está relacionado. Por eso enfermamos a la vez en diferentes niveles. Por eso tenemos cambios en nuestras funciones generales, nos cambia la temperatura corporal, la tolerancia al frío o al calor, la traspiración, los deseos por diferentes alimentos, la sed, nuestra vitalidad, los sueños. Nos podemos sentir más irritables o más sensibles y llorones. Podemos tener pensamientos obsesivos o pérdida de memoria y a la vez manifestarse una enfermedad física, una tos crónica, un dolor crónico, una diabetes o un estreñimiento pertinaz. Pero todo estará relacionado.

Y la #Homeopatía nos enseña a comprender al paciente, por qué está donde está, por qué ha evolucionado a este punto su patología y cómo podemos ayudarle, siempre que podemos comprender su proceso.

La #Homeopatía no es fácil.  Implica mucho estudio de la Materia Médica, saber utilizar el Repertorio y sobre todo tener las bases teóricas muy claras para comprender dónde está el paciente en este momento, qué medicamento elegir y por que método elegirlo, a qué dilución,  cuándo repetir la dosis, cuánto tiempo esperar, qué podemos esperar como reacción al medicamento, durante  cuánto tiempo esperar o cambiar, cuándo cambiar y por qué, etc.

La #Homeopatía se enseña mal, como si fuera una simple terapia más para tratar síntomas y algunas enfermedades, con el pensamiento alopático disfrazado de Homeopatía. Y, aún así, ayuda a los pacientes.

Ese fue mi error, estudiar #Homeopatía y mantener mi pensamiento alopático.  Pero ahora lo estoy solucionando, estudiando desde otra perspectiva. Sé que también tiene su límite y no lo cura todo, ( NADA LO CURA TODO), que hay pacientes que necesitan cirugía, y pacientes que necesitan tratamiento farmacológico, pero también sé que puedo aprender cuándo y a quien puedo ayudar mucho más, o no, y sobretodo cómo y por qué.

Y  ahora que estoy empezando a conocer  la verdadera #Homeopatía, la que realmente entiende al paciente y su enfermedad, la que realmente puede producir cambios inimaginables en los enfermos hacia su curación, no quiero pensar en ella de otra forma que no sea

¡LA #HOMEOPATÍA ES  VERDADERA MEDICINA! 

Por eso, por mucho que ataquen esta ciencia, la #Homeopatía seguirá despertando la curiosidad en los médicos, seguirá siendo utilizada por los pacientes y seguirá ayudando a la Humanidad.